lunes. 06.02.2023

Marruecos, sin miedo al pasado

Si mañana vencen a España lograrán su mejor papel dentro de un Mundial
                      Walid Regragui, seleccionador de Marruecos, quiere hacer historia alcanzando los cuartos. N. T.
Walid Regragui, seleccionador de Marruecos, quiere hacer historia alcanzando los cuartos. N. T.

La selección de Marruecos, próxima rival de España mañana en el Mundial de fútbol de Catar 2022, en partido de octavos que les enfrentará en el estadio Education City de Al Rayán, sigue preparando su choque contra la Roja desafiando a la historia y, en esta ocasión, a puerta cerrada.

Los ‘leones del Atlas’, que pasaron a la ronda del KO tras encabezar un grupo en el que relegaron al segundo puesto a Croacia -actual subcampeona del mundo- y dejaron fuera del Mundial a Bélgica -tercera hace cuatro años, en Rusia- se entrenaron a puerta cerrada ayer, en las instalaciones del Al Duhail SC, con miras al partido que les podría dar su mejor clasificación en un Mundial, cuya fase final disputan por sexta vez. Después de igualar en Catar la ronda de octavos que alcanzaron en el de México’86.

El equipo que dirige Walid Regragui, de 47 años, que jugó dos de ellos en el Racing de Santander y que fue 52 veces internacional con Marruecos, aspira a lograr la mejor clasificación de toda su historia en una fase final de un Mundial, en la que compareció por primera vez en 1970, en el primero de los dos que albergó México, donde, tras caer con Alemania (1-2) y Perú (0-3), logró su primer punto en este torneo al empatar (1-1) con Bulgaria.

Desde entonces, nunca pasó a la fase de eliminatorias directas, salvo en el segundo Mundial disputado en México, donde había alcanzado su mejor resultado histórico hasta que lo igualase el pasado jueves, al derrotar por 2-1 a Canadá, certificando primer puesto de grupo y clasificación. En 1986, la selección magrebí empató sin goles ante Polonia e Inglaterra y ganó (3-1) a Portugal, antes de caer en octavos (0-1) ante Alemania. A la postre subcampeona, tras perder la final ante la Argentina de Diego Armando Maradona. En Estados Unidos’94 y en Francia’98 su fin de trayecto llegó tras la fase de grupos. Al igual que en su última participación, hace cuatro años, en el Mundial de Rusia, en el que acabó cuarta y última, precisamente, en el grupo de España.

El sevillista Yassine Bono, de 31 años, formado en las categorías inferiores del Atlético de Madrid y que jugará contra la selección de Luis Enrique su quincuagésimo partido como internacional, sólo ha encajado un gol en Catar. Un miro difícil de batir.

Marruecos, sin miedo al pasado
Comentarios