jueves. 08.12.2022
En octubre de 2019, la Audiencia Provincial de León ya condenó al empresario a dos años y medio de prisión,  —la Fiscalía pedía más de ocho— por un delito contra los recursos naturales y el medio ambiente cometido por explotar De las 210 hectáreas de paraje 195 quedaron totalmente desmanteladas, afectado a las poblaciones oseras y la reducción del urogallo, en peligro crítico de extinción, en un paraje protegido y para el cual no tenía ningún tipo de licencia. 
La sentencia fue finalmente recurrida por la propia Fiscalía ante el Tribunal Supremo, por la absolución del delito contra la ordenación del territorio aplicada tanto al empresario Victorino Alonso como al jefe de la explotación José Tascón.
Tampoco estaba de acuerdo con la libre absolución del por entonces alcalde de la localidad, Guillermo Murias, del delito de prevaricación —por el que el Ministerio Fiscal le pedía una pena de 15 meses de prisión e inhabilitación especial—, que permitió la actividad de la mina durante más de una década con silencio administrativo.

En 2019 ya fue condenado por delito ambiental en el Feixolín
Comentarios