domingo. 27.11.2022
Consecuencias del Estado de Alarma

Los accidentes de tráfico con fauna silvestre se disparan en la montaña

Solo el miércoles se registraron cuatro incidentes con corzos, jabalíes y con un con lobo atropellado
El lobo atropellado en la noche del miércoles en el término municipal de Burón. DL

Desde la aplicación del estado de alarma las carreteras se han vaciado de coches y las calles de los pueblos con el confinamiento de gente. Esta circunstancia está causando que el número de accidentes por atropello de animales se haya elevado considerablemente. El miércoles a las 22.30 horas se produjo un accidente de un vehículo que atropelló a un lobo en el término municipal de Burón. Además este mismo día se produjeron otros tres nuevos tres accidentes con animales, principalmente corzo y jabalí en los términos municipales de Cistierna, Boñar y Riaño. Este tipo de accidentes se están repitiendo muy a menudo desde el estado de confinamiento.

La Guardia Civil de Tráfico ha estado levantando informe de los accidentes para que los afectados puedan hacer las reclamaciones pertinentes a las compañías de seguro. Los accidentes y golpes contra animales se están produciendo principalmente a primera hora de la mañana y a últimas horas de la tarde. Además son muchos los vecinos de los pueblos de la montaña oriental que de regreso a sus viviendas o a la salida para ir a trabajar constatan la presencia de muchos animales principalmente corzos y jabalíes. Sorprende mucho que ya se está viendo el lobo. Así lo comenta un vecino de Cistierna que ya lo ha visto dos veces varios lobos en el paraje del pinar de La Vita, entre Valmartino y el valle de Las Casas, en el término municipal de Cistierna.

Las redes sociales se hacen eco esta situación ya que son muchas las imágenes en las que se ve los animales en las calles de los pueblos, en fincas y por la carretera. la ausencia de vehículos hace que tanto corzos como jabalíes transiten con normalidad por las carreteras de la montaña.

A primeros del mes de marzo la junta consultiva de la reserva de caza de Riaño mantuvo una reunión para determinar el plan de caza para la temporada 2020/2021. En total salieron en este plan un total de 303 piezas para adjudicar en las subastas presenciales y las que queden desiertas irán a la página web de la junta de Castilla y León. No obstante en el plan se recogen que se pueden caza un total de 358 piezas, es decir, 55 piezas más para esto es necesario que se amplíe el número de guardas que acompañan a las respectivas cacerías. Como consecuencia del estado de alarma todas las subastas presenciales en Riaño, Boca de Huergano y Puebla de Lillo quedaron suspendidas.

Los accidentes de tráfico con fauna silvestre se disparan en la montaña
Comentarios