lunes 16.12.2019
Montaña Oriental- Vadinia

Los alcaldes exigen el arreglo urgente de los baches de la N-625 y la N-621

El ministerio solo tiene previsto invertir 500.000 euros en el tramo de Villapadierna a Vidanes
Uno de los tramos afectados. CAMPOS
Uno de los tramos afectados. CAMPOS

Los alcaldes de los municipios por los que discurren las carreteras N-621 y N-625 exigen al Ministerio de Fomento una actuación urgente en las vías ya que son cientos los baches que existen y muchos de ellos de más de medio metro de diámetro. En septiembre de 2018 el Consejo de Ministroa aprobó 23 millones para la conservación y explotación de cinco carreteas leonesas entre las que se encuentran estas dos nacionales.


Sin embargo, el alcalde de Cistierna, Nicanor Sen manifestó que desde Carreteras le han informado que el proyecto que se está realizando ahora es el tramo de Villapadierna hasta Vidanes que supone un coste de 500.000 euros. «Pero es un presupuesto insuficiente para las actuaciones que necesitan las dos carreteras, la N-625 y la N-621», afirmó Sen quien abogó por que se haga una reparación importante en estas vías de comunicación. Además precisó que los tramos que no se han reparado se encuentran en muy mal estado y por ello «es importante que cuanto antes se constituya el Gobierno de la nación para mantener una reunión con responsables de Fomento para conseguir que se reparen estas dos carreteras. «Ya he transmitido a la Subdelegación del Gobierno que la necesidad de estas actuaciones son urgentes» afirmó Sen, quien puntualizó que estas dos vías de comunicación tienen un elevado volumen de tránsito de vehículos industriales y camiones de gran tonelaje además de los usuarios, el transporte público de viajeros o el transporte escolar.

 

Por su parte, el alcalde Riaño, Fernando Moreno, lamentó que el ministerio mantenga estas dos carreteras es un estado de «total abandono» en las que no se realiza al menos un mantenimiento de reparación de los baches continuo hasta que el temporal permita una actuación integral en las dos carreteras nacionales. Advierte del peligro que supone circular por estas carreteras y muy especialmente para las motos. «Estas dos vías de comunicación es un verdadero peligro para los vehículos ya que hay que ir esquivando los baches que se incrementa con el temporal de nieve y hielo. El tramo de Vidanes a Cubillas es lamentable, es tercermundista», afirma.

 

Para el alcalde de Valdepolo, Javier Padierna, Fomento debería actuar en estas carreteras teniendo en cuenta que tiene ya previstas una actuaciones. A su juicio, «el mayor problema es que si no se actúa ahora cuando acabe el invierno estas carreteras estarán mucho peor».

 

También habló el alcalde de Cubillas de Rueda, Carlos A. Fernández, quien destacó que los tramos de Villapadierna a Vidanes y de Cubillas a Quintanilla están muy mal. Considera que es prioritario actuar para lo cual «se debería fresar las zonas de baches».

Los alcaldes exigen el arreglo urgente de los baches de la N-625 y la N-621