lunes 18/10/21
Especies protegidas

Los ataques de lobos al ganado en León han descendido un 27,5% en el último año

De enero a septiembre de 2020 se produjeron 116 con 183 bajas, frente a los 160 y 247 muertes del mismo periodo del 2019

En pleno debate sobre la convivencia entre el lobo ibérico y la ganadería, de cara a la posibilidad de extender su protección a todo el territorio nacional, los datos apuntan a que se ha producido un notable descenso de los ataques al ganado en todo el conjunto de la comunidad.

Según datos facilitados por la Consejería de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, desde enero a septiembre del pasado 2020 se han perpetrado 1.835 ataques de lobos al ganado en toda Castilla y León, dejando como resultado un total de 2.660 cabezas de ganado muertas. En el caso de León, los ataques fueron 116, con 183 bajas. Por lo que se refiere al mismo periodo del año anterior, es decir los nueve primeros meses de 2019, los ataques fueron más numerosos en todo el conjunto de la comunidad, donde se registraron 1.683, con 2.445 cabezas muertas, mientras que en la provincia fueron 160 ataques con 247 bajas.

Estos datos indican que en el último año se ha registrado un descenso de los ataques del 8,3 por ciento en el conjunto de la comunidad, porcentaje que se sitúa al 27,5 por ciento ataques menos en la provincia de León.

En el conjunto de la comunidad, las provincias más afectadas son las situadas al sur del Duero, donde el lobo cuenta con la mayor figura de protección y donde no es especie cinegética. La provincia con más ataques es Ávila, con 1.034 y 1.091 cabezas muertas, seguida de Segovia, con 353 ataques y 650 bajas, después iría Zamora, con 151 ataques y 334 bajas y después León.

lobog1
Clic sobre la imagen para ampliar

Control por cupos de caza

La Junta de Castilla y León establece todas las temporadas los llamados cupos de caza del lobo en las 28 comarcas loberas del Norte del Duero, donde la especie es cinegética, y donde se establece el número de ejemplares que se pueden abatir. Lo hace a través del plan de aprovechamientos comarcales del lobo en los terrenos cinegéticos situados al norte del río Duero en Castilla, con el que desde la Consejería de Fomento y Medio Ambiente se defiende que se controla el «exceso» poblacional que hay en estas zonas.

Para la determinación del cupo de caza en cada una de estas comarcas el plan la Junta explica que se han utilizado los datos más recientes del inventario de manadas referente a los años 2017, 2018 y parte del año 2019, datos que ofrecen el diagnóstico más actualizado de las poblaciones de lobo en Castilla y León, y que confirman un total de 128 manadas al norte del río Duero. El documento presupone que la población de lobos al norte del río Duero está formada por más grupos de las 128 manadas confirmadas, ya que el esfuerzo de seguimiento y prospección de campo empleado en la búsqueda de manadas durante 2017, 2018 y 2019 es menor que el que se llevará a cabo cuando se realice el censo regional de lobo en los años 2022-2023.

En total se autorizan 113 cupos de caza por temporada, es decir, 113 abatimientos a través de la caza, de los cuales 51 corresponden a las diez comarcas loberas de León.

Los ataques de lobos al ganado en León han descendido un 27,5% en el último año
Comentarios