lunes 16/5/22

El aviso de despido de los trabajadores amenaza el funcionamiento de Picos

Los afectados culpan de esta situación a la «inoperancia política» del consorcio.

Parte de los trabajadores del Parque Nacional de los Picos de Europa contratados a través de la empresa pública Tragsa, encargados de las labores de información, vigilancia y atención al público, han recibido el preaviso de «fin de campaña» para el próximo día 30 de abril, según han denunciado los afectados en una nota de prensa. Esta comunicación llega ante la finalización de la actual encomienda de servicio, cuyo origen se remonta cuatro años atrás y que se estableció entre el Organismo Autónomo Parques Nacionales y Tragsa para todos los parques nacionales del Estado, «situación imposible de repetir ahora tras la transferencia de competencias de gestión a las comunidades autónomas».

Los trabajadores afectados por el preaviso y en activo son seis en Asturias, tres en León y cuatro en Cantabria, además de los eventuales que sólo se incorporan en las campañas de máxima afluencia y que supondrían alrededor de otros veinte trabajadores, tres de los cuales ya no han sido llamados a incorporarse en el área de Uso Público en Cantabria.

Para los trabajadores, que renonocen los esfuerzos de la dirección colegiada del parque y de Tragsa por dar continuidad al servicio, «la situación actual pone de manifiesto la incapacidad política de las tres comunidades autónomas (Asturias, Cantabria y Castilla y León) por sacar adelante el consorcio interautonómico, creado como garante de la unidad de gestión y actualmente vaciado de contenido y manifiestamente incompetente para dar continuidad a dicha gestión a medida que van caducando las estructuras estatales que mantenían operativo el parque, ya que la situación actual no tiene nada que ver con problemas presupuestarios o derivados de los recortes , sino con la inoperancia en la toma de decisiones».

La no renovación de la propuesta de servicio con Tragsa repercutirá directamente sobre los usuarios de forma inmediata pues, si no se remedia, el próximo puente de mayo los visitantes no podrán acceder a información en los puntos establecidos para ello en Sajambre y Valdeón e incluso en los lagos de Covadonga (Asturias), quedando mermado el servicio también en el centro de visitantes de Sotama (Cantabria), afectando al servicio de vigilancia en Cantabria y al personal encargado de regular el tráfico en puntos de máxima afluencia como Fuente Dé y Los Lagos. La situación coincide en un momento en el que el público visitante demanda información y alternativas tras el reciente derrumbe en la Ruta del Cares, uno de los itinerarios de montaña más frecuentados de Europa y el principal atractivo turístico para la zona leonesa, siendo la oficina del parque en Posada la única referencia de información en la zona.

Los trabajadores de Tragsa suponen aproximadamente la mitad del personal durante las épocas de máxima afluencia de visitantes (Semana Santa, verano y grandes puentes festivos) siendo imposible una atención al público en esas fechas sin su presencia, especialmente los fines de semana y días festivos.

El aviso de despido de los trabajadores amenaza el funcionamiento de Picos
Comentarios