lunes. 04.07.2022
Regadíos

Una balsa de cuatro hectáreas y 96.000 m³ abastecerá a los regantes del Alto Órbigo

El proyecto para modernizar 1.200 hectáreas de la Comunidad de Presa de la Tierra supera su tramitación ambiental
La concentración parcelaria, previa a la modernización, afecta a 2.335 propietarios de fincas del Órbigo. JESÚS F. SALVADORES
La concentración parcelaria, previa a la modernización, afecta a 2.335 propietarios de fincas del Órbigo. JESÚS F. SALVADORES

Tan esperada como la lluvia en estos momentos de sequía. Así aguardan los regantes de la zona del Alto Órbigo que se materialice el proyecto para la modernización de la llamada Presa de la Tierra, entre los términos municipales de Benavides, Santa Marina del Rey, Villares de Órbigo, Hospital de Órbigo y Villarejo de Órbigo.

El objetivo del proyecto, que acaba de superar su tramitación ambiental, por lo que en breve podría ser licitado, es la modernización y mejora del aprovechamiento del recurso hídrico de una superficie regable de 1.260,17 hectáreas

Las actuaciones, promovidas por Seiasa, prevén la derivación del agua del canal Presa de la Tierra a una a balsa de regulación que contará con un volumen máximo de 95.723,44 m³, una altura máxima del dique de cierre de 4,74 metros y que ocupará una superficie de 39.107 m², o lo que es lo mismo, casi cuatro hectáreas.

El proyecto también contempla una estación de bombeo, con una potencia 1.660 kW, una arqueta de filtrado, entre la balsa y la estación de bombeo, acometida eléctrica a la estación de bombeo, mediante una línea eléctrica subterránea de unos 200 metros con origen en una línea eléctrica aérea existente de 15 kV de Unión Fenosa Distribución y final en el centro de transformación que se instalará en el interior de la estación de bombeo, red de tuberías, instalación de 149 hidrantes con 213 tomas o puntos de consumo, conducciones para los desagües de la balsa, de la estación de bombeo y del aliviadero del partidor del canal, y componentes hidráulicos y de telecontrol.

De esta manera, los regantes Presa de la Tierra podrán disponer de un sistema de riego a presión que sustituya al tradicional riego a pie utilizado en la zona. El ahorro de agua está previsto que sea utilizado para la consolidación del regadío en esa comunidad de regantes.

Respecto al posible ahorro de agua durante la fase de explotación del proyecto con respecto a la situación actual, el documento ambiental, publicado recientemente en el Boletín Oficial del Estado (BOE) estima que el proyecto implicará un ahorro potencial de agua, debido a la mejora de la eficiencia en la distribución del agua de riego, de 1,678 hm³/año, pero un ahorro efectivo nulo, pues el agua ahorrada se destinará a la consolidación del regadío de la Comunidad de Regantes Presa de la Tierra.

Para ello está previsto instalar 52.328 metros de tuberías de riego, que discurren paralelas a los caminos y viales de la concentración parcelaria que se está llevando a cabo por parte de Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León.

Según la resolución del Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico, no es necesario el sometimiento al procedimiento de evaluación de impacto ambiental ordinaria del proyecto de modernización del regadío de la Comunidad de Regantes Presa de la Tierra, ya que no se prevén efectos adversos significativos sobre el medio ambiente, siempre y cuando se cumplan las medidas y prescripciones establecidas en el documento ambiental, en la documentación adicional presentada por el promotor y en la presente resolución.

Respecto al espacio protegido Red Natura 2000 ZEC Riberas del Río Órbigo y Afluentes (ES4130065), cercano al proyecto, el documento ambiental (que lo cita como LIC, aunque ya está declarado ZEC) concluye que no hay ninguna actividad derivada del proyecto de modernización del regadío susceptible de generar afectaciones sobre el mismo la cual modifique su integridad respecto de su estado actual.

En relación con el paisaje, la balsa proyectada será visible desde las poblaciones circundantes. El documento ambiental valora el impacto como leve y asumible por las características del entorno. Como medida de integración paisajística, plantea la repoblación e hidrosiembra de material vegetal en los taludes de la balsa que sea compatible con la integridad estructural de estos.

Una balsa de cuatro hectáreas y 96.000 m³ abastecerá a los regantes del Alto Órbigo
Comentarios