sábado. 04.02.2023

Benditos animalillos

La Bañeza cumple con el santo abad con una multitudinaria bendición de los animales y el sorteo del cerdo, aunque la fiesta de la cofradía local continúa durante la jornada de hoy
Casada, con dos hijos y veintiocho años de trabajo en Legumbres Luengo a sus espaldas, Esther Ruvira fue la primera mujer que pregona la fiesta de San Antón en La Bañeza. Lo hizo después de la misa en honor del santo abad y antes de la bendición de los animales y del sorteo del cerdo -una monada de gocha de veintiún arrobas-. Ruvira describió en rítmicos versos la vida del santo a cuyo amparo se encomiendan las bestias y mascotas, sus manjares y la fiesta en La Bañeza, a cargo de la Cofradía de San Antón -que ha dejado atrás cuatrocientos años de historia cuando menos-. Y, después del ripio, los sacerdotes de El Salvador salieron a la plaza de la iglesia a bendecir, uno a uno, a todos los animales que se encontraban allí. Comenzaron por la hermosa cerda de la cofradía -que pasó a propiedad del poseedor del 8.535- y luego, alrededor de la farola que estuvo en la plaza Mayor, fueron pasando los demás -canarios, tortugas, perros, gatos, conejos-, en jaulas, cajas, caminando o en brazos de sus dueños. ¿Serían cien las mascotas allí presentes? Algunos dicen que incluso más y don Conrado González Murciego, el sacerdote de la parroquia que los bendijo, aún tenía humor para preguntar por el nombre del bichito en cuestión. La animalada -en cuanto a concentración de ejemplares de diferentes especies- tardó un buen rato en pasar y, después la cerda de San Antón partió hacia la plaza Mayor, donde levantó gran curiosidad incluso la de los jugadores del Norma, equipo que se enfrentó ayer con La Bañeza C.F. Jóvenes artistas Pero de lo que se trataba era de entregar los premios del concurso de cuentos de San Antón y de proceder a la rifa. En cuanto a los premiados, ambos estudian en el colegio de Nuestra Señora del Carmen, recibieron de premio un lote de libros y son Yolanda Álvarez Fernández, de 9 años, que escribió El cerdito espacial , y Juan García Ferrero, de 14, que presentó el relato La matanza: el rito del cerdo . Hoy los cofrades no trabajan, al estar obligados a observar la juerga a la que les obliga su santa norma. Los actos, ayer ya se celebró una primera comida de hermandad, se inician en casa del juez saliente, Jacinto Peñín, a las once de la mañana. Después, en la parroquia de San Mamés, desfilará el santo, se celebrará la misa y se invitará a los hermanos al tradicional chorizo, pasta, vino y pan. Una nueva comida de hermandad llena el mediodía, para terminar con todos estos trabajos en casa de Pedro Carnicero, con un nuevo convite, que será nuevo juez hasta la próxima fiesta de San Antonio Abad, el lunes siguiente al 17 de enero del 2005.

Benditos animalillos
Comentarios