martes 19.11.2019

Los bomberos amenazan con denunciar los centros del fuego

El CSIF asegura que hay medios para crear tres nuevos parques.

Los centros del fuego que promueve la Diputación de León con personal voluntario son «ilegales» y un claro ejemplo de «intrusismo» profesional, según denunció ayer en Ponferrada la Plataforma de Bomberos de Castilla y León. Los profesionales amenazaron con llevar ante la Fiscalía el empleo de personal no cualificado para atajar incendios urbanos porque vulneraría la Ley de Protección Ciudadana en vigor desde el año 2007.

El presidente de la plataforma, José Ignacio García, puso como ejemplo de buen funcionamiento el caso de Valladolid, donde la Diputación tiene repartidos por la provincia cinco parques profesionales de bomberos, además del municipal en la capital, frente a situaciones como la de Palencia, Zamora o León, donde en este caso, el gobierno provincial sólo destina 280.000 euros para compensar las salidas de los bomberos de León o Ponferrada fuera de su demarcación.

Y la solución, insistió, no está en formar voluntarios. «No cabe en la cabeza de nadie que una persona con un curso de 20 horas pueda ejercer las mismas funciones que alguien que ha pasado una oposición», resaltó. Y advirtió de que los voluntarios dejan de serlo en todas partes cuando dejan de recibir el complemento salarial, como ha sucedido en Astorga. De ahí que reclamaran a la Diputación, con un presupuesto de 135 millones de euros, que aporte una cifra similar a la de provincias como Guadalajara (6,5 millones) o Badajoz (15 millones).

Por su parte, la Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de León también se suma al rechazo de los centros del fuego ya que «no aporta ninguna solución nueva» a las «carencias» en la lucha contra el fuego. Además, reclama que se destinen, al menos, recursos para dotar a la provincia con tres nuevos parques, a través de la correspondiente negociación.

El responsable del Sector de Administración General de la Junta en León, Pedro Bécares, recordó que el Ejecutivo autonómico dispone de medios materiales y humanos que podrían apoyar «perfectamente» a los parques que realmente se creen. El operativo de extinción de incendios forestales en la actualidad está formado, según explicó el sindicato, de 16 camiones con dos dotaciones, dos motobombas y dos pick-up conveniadas de entidades locales, así como 18 puntos de vigilancia.

Los bomberos amenazan con denunciar los centros del fuego