lunes 10/8/20
Conectividad

Cada rincón de la provincia tendrá plena cobertura antes de tres años

Junta y Diputación invertirán 5,4 millones para «llegar donde las compañías no quieren llegar»
De izquierda a derecha, Matías Llorente, Eduardo Morán y Juan Carlos Suárez-Quiñones, ayer. RAMIRO
De izquierda a derecha, Matías Llorente, Eduardo Morán y Juan Carlos Suárez-Quiñones, ayer. RAMIRO

El cien por cien de la población de la provincia de León tendrá el mismo acceso a las nuevas tecnologías en menos de tres años. Este es el compromiso sellado ayer entre el consejero de Fomento y Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñones, y el presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán, con la firma de un acuerdo por el cual ambas instituciones invertirán cerca de 5,4 millones de euros en dotar a todos los pueblos de la provincia de las infraestructuras necesarias para tener plena cobertura tanto de telefonía fija como de Internet.

Se trata de un acuerdo «histórico», según explicó Suárez-Quiñones, ya que por primera vez las administaciones, en este caso la Junta y la Diputación, serán las encargadas de construir esas infraestructuras de telecomunicaciones, y ponerlas a disposición de las operadoras que no han sido capaces de llevarlas a cabo ya que no han visto la rentabilidad de esta inversión. «Nosotros sí vamos a llegar donde no llegan las compañías, llevaremos internet al último pueblo de la provincia, y para eso tenemos a un magnífico socio, que es la Diputación, que es el que vela por el bienestar de los pueblos», aseguró el consejero, que recordó que para estas actuaciones hay que tener el apoyo de Europa.

El Protocolo General de actuación para la mejora de la conectividad a Internet de banda ancha, tanto fija como móvil, en la provincia de León, que así se llama el acuerdo, se complementa además con la convocatoria de ayudas aprobada el pasado lunes por el Consejo de Ministros de España, por valor de 150 millones de euros, que tienen como objetivo de ampliar el despliegue de redes ultra rápidas en las zonas rurales y con menos población.

Un primer diagnóstico

Como primer paso, el consejero avanzó que se realizará «un diagnóstico de las necesidades» de la provincia para conocer los puntos en los que la cobertura es menor de la esperada y, posteriormente, «se harán las gestiones necesarias para sacar a concurso la convocatoria para acercar estas infraestructuras».

El consejero de Fomento y Medio Ambiente se puso un plazo de tres años para dotar «de unos 100 megas de banda ancha para los pueblos más remotos», mientras que en el resto el objetivo es contar «con 4G y 5G gracias a la posibilidad que permite internet o telefonía».

Por su parte, el presidente de la Diputación de León, Eduardo Morán, que siempre ha fijado el acceso a Internet de las zonas rurales como uno de los principales objetivos de su mandato, aseguró que «no hará futuro en los pueblos sin conectividad» e insistió que en estos últimos meses de pandemia se ha agudizado la necesidad de acceder a las nuevas tecnologías para garantizar la educación, la sanidad y el trabajo.

Morán, que agradeció al consejero su disposición para «poner solución a los problemas de León», espera que antes de tres meses todos los pueblos que ahora están en la sombra digital por su orografía o por la falta de interés de las operadoras, tengan por fin las mismas oportunidades tecnológicas que el resto de la provincia.

Cada rincón de la provincia tendrá plena cobertura antes de tres años