miércoles. 29.06.2022
undefined
El alcalde de Villablino, Mario Rivas. FERNANDO OTERO

Quiero comenzar expresándole públicamente mi más sentido pesar porque mis actuaciones, siempre en defensa de mis derechos y de mis intereses, puedan ser un menoscabo a su exitosa trayectoria política: con sus conocimientos y sacrificios por el pueblo no dudo que habría podido llegar muy lejos, como mínimo a presidente del Gobierno. Con su preparación y currículum académico y profesional, no me perdonaría que por mi culpa se pierda un gran político y estratega financiero.

Sin embargo, deseo aclarar una serie de puntos sobre las declaraciones y los comunicados que usted ha lanzado últimamente:

No es cierto que yo no acudí al juicio de hace unos días, me aparté del procedimiento una semana antes, no confunda una decisión de estrategia con una denuncia falsa. Pero no se preocupe que pronto tendrá la oportunidad de verme en el Juzgado, como acusador.

Dice que me va a denunciar por denuncias falsas. Me tiene profundamente preocupado. Usted dice que son denuncias falsas, las que yo formulo siempre han sido con mi nombre y apellidos y mi DNI, y respondo siempre por lo que digo y hago. Usted y su familia lo hacen con interpuestos, contra vecinos que no le bailan el agua, cosa que a usted le encanta.

«Su hermano quemó un coche de mi familia delante de mi casa, como no hay testigos es difícil hacer nada, pero quizás entre otras cosas se sabrá quién estaba de patrulla ese día, qué sorpresa, qué casualidad, si fuera un familiar suyo»

En cuanto a denuncias falsas, la de su mujer Doña Ana Belén González Álvarez que me acusó de delitos graves, con la cooperación de su hermano como testigo falso. La sentencia del Juzgado de Villablino y de la Audiencia Provincial me absolvió en primera instancia y en apelación. Entre otras cosas los jueces dicen que existe un ánimo espurio en la declaración de la denunciante y sobre su hermano dicen que su testimonio no está corroborado por elementos objetivos. Eso sí es una denuncia falsa, de lo que quizás tengan que responder pronto ante la justicia.

Yo denuncié a usted, a su padre, a su madre y a su hermano por intentar robarme unas fincas que son mías, heredadas de mis padres que las compraron con su sacrificio y su trabajo, asumidas por mí al comprar la parte de herencia de mis hermanos y sobrinos, cosa que tengo completamente documentada, pero a ustedes todo eso les da igual, porque actúan con manipulaciones, amenazas, agresiones y con la colaboración de familiares suyos que tiene acceso a información de la que no podemos tener los demás. Usted sabe bien a qué me refiero.

Estoy deseando que aporte documentación fehaciente sobre a quién y cómo hizo suyas las fincas, y, en concreto en lo que a mí concierne, las mías. Como hasta la fecha no lo ha hecho ni en el Ayuntamiento, ni en su partido, ni ante nadie, y como su palabra vale tanto como nada, entenderá que piense lo que gran parte de la gente que ha seguido este caso. Por cierto, ¿esas fincas no eran para el pueblo según firmaron los vecinos de San Miguel y según usted votó en el pleno en 2016?

Su hermano quemó un coche de mi familia delante de mi casa, como no hay testigos es difícil hacer nada, pero quizás entre otras cosas se sabrá quién estaba de patrulla ese día, qué sorpresa, qué casualidad, si fuera un familiar suyo. No sería la primera vez, su hermano estuvo en boca de todo el mundo por la quema de miles de hectáreas en la braña de San Miguel y Sosas, los documentos gráficos son reveladores y usted como alcalde ordenó a los bomberos proteger su cabaña. ¿Y al resto, que les den?

Las consecuencias de aquel hecho bien las conocen los ganaderos y vecinos de Sosas. ¿Qué investigación realizaron la Policía Local y la Guardia Civil? Porque calla todo el mundo, el miedo a problemas lo puede justificar, pero usted y el matón de su hermano a mí no me dan miedo a pesar de que casi me matan, creen que están protegidos por ser alcalde, presumir de ayudas y amistades «a nivel muy alto» como cacarean por el pueblo.

Tendrá que responder por utilizar un cobertizo para aperos de labranza y fijarrajes construido en una finca que figura a nombre de su hermano como establo o cuadra para sus vacas, con un rótulo muy bonito: «Ganadería Rivas López».

Su impunidad y atrevimiento les lleva a hacer un uso totalmente prohibido por la normativa urbanística y ambiental y que figura en la licencia del Ayuntamiento del que usted es alcalde, que otorgó por cierto en tiempo récord. Yo le he denunciado ante el Seprona y aunque retiraron las vacas del cobertizo el día siguiente y antes de que la Guardia Civil inspeccionase la nave, estoy esperando el resultado. ¿Usted retiró las vacas espontáneamente, quién le avisó, o es adivino? Mire, otra facultad para su carrera política.

Sería conveniente también que aclarase la celeridad con que se autorizan desde el Ayuntamiento las obras de su hermano y de su mujer, el resto tenemos que esperar mientras lo suyo va por vía directa, la misma que las tasaciones económicas que se dan por buenas.

¿Entra en la cabeza de alguien que una casa de 100 metros cuadrados, en piedra, cubierta con armazón de madera y tejado de pizarra, baño, fontanería, instalación eléctrica, divisiones, puertas y ventanas, porche, etc., se trague con una valoración de 16.700 euros? Otra facultad para su carrera, es un brillante gestor de sus finanzas, aunque ustedes a esta casa le llaman «almacén» cuando todo el mundo en el pueblo le llama «chalet», porque es lo que es.

Carta abierta de Antonio Arias Tronco a Mario Rivas