viernes. 12.08.2022

CHMS expedienta a la mujer de Rivas por la obra en la finca que se inmatriculó

La casa que se ha construido se encuentra a escasos metros del río de San Miguel
                      Ana Luisa Durán, Mario Rivas y Ana Belén González en una imagen de archivo. MARCIANO PÉREZ
Ana Luisa Durán, Mario Rivas y Ana Belén González en una imagen de archivo. MARCIANO PÉREZ

La Confederación Hidrográfica del Miño Sil ha incoado un expediente sancionador contra Ana Belén González Álvarez, mujer el alcalde de Villablino, Mario Rivas, por la realización de «obras sin autorización administrativa previa» consistentes en la rehabilitación de una edificación en la zona de servidumbre y policía de la margen izquierda del río San Miguel, en la parcela 264 del polígono 61, en San Miguel de Laciana. Esta construcción se encuentra en una parcela que albergaba una antigua construcción de piedra que en su día tuvo la cubierta de paja y que llevaba décadas derruida y utilizada por algunos vecinos como huerta y almacén de aperos. La finca fue inmatriculada por la mujer del alcalde para lo que presuntamente aprovechó que la legítima propietaria vivía en Argentina.

Según el certificado del Registro de la Propiedad, la parcela fue inscrita a favor de Ana Belén González Álvarez por título de obra nueva terminada mediante escritura notarial el 27 de octubre de 2020 por la Notaría de Clara Isabel Sánchez Tenajas, en la que ella misma trabaja como administrativa. Actualmente, la finca aparece en el catastro como suelo rústico de uso agrario y en el expediente de la obra no consta ningún expediente de Confederación a pesar de que la parcela es lindera con el río San Miguel y de que la casa que ha levantado está a escasos metros del mismo. Las presuntas irregularidades con esta finca comenzaron hace varios meses. El 27 de abril de 2021, Ana Belén González Álvarez solicita a su marido, a la sazón alcalde de la localidad en la que se encontraba el chamizo, licencia de obras para su rehabilitación con el fin de construir un almacén con planta baja de 95 metros cuadrados y un porche de 24. En la solicitud se asegura que la intención es restaurar los muros existentes y la totalidad de la edificación con la construcción de una nueva cubierta. El texto del proyecto se compromete a mantener la volumetría anterior al derrumbe y a recuperar su apariencia anterior. El PGOU de Villablino prohíbe que en esta parcela se construya una vivienda, dado el antiguo uso agrario de la construcción que acogía. De hecho, el proyecto recalca que la estructura que aún se está levantando «se destinará al almacenamiento de materiales inocuos y de utensilios para explotación agrícola».

La ausencia de arquitecto municipal por jubilación de la titular motivó que fuera la Diputación quien informara la solicitud de licencia urbanística, extremo que se realizó tras varias subsanaciones el 28 de octubre de 2021.

Una vez recibido ese informe, el 3 de noviembre de 2021, Mario Rivas, el alcalde, comunica su abstención en el procedimiento por su relación familiar con Ana Belén González, algo que debería haber realizado desde el principio y Ana Belén González Álvarez consigue la licencia cinco días después de la abstención, el 8 de noviembre a través de un decreto firmado por la teniente de alcalde. Sin embargo, antes de la concesión de la licencia, ya habían comenzado las obras.

CHMS expedienta a la mujer de Rivas por la obra en la finca que se inmatriculó