miércoles. 29.06.2022
                      El pasado 2021 dos personas que iban en bicicleta fallecieron en accidentes en León. RAMIRO
El pasado 2021 dos personas que iban en bicicleta fallecieron en accidentes en León. RAMIRO

La provincia de León registra nueve ciclistas fallecidos en las carreteras desde el año 2018, dos de ellos en 2021, según se desprende de la repuesta del Gobierno a una pregunta parlamentaria formulada por los diputados socialistas. Entre ellos, Javier Alfonso Cendón.

Así salvo 2020, el año cero de la pandemia, cuando los accidentes de tráfico con ciclistas implicados dejaron diez heridos graves y 21 leves, todos los años se han anotado fallecidos: cuatro en 2018 y tres en 2019.

Cuatro años en los que al margen de estas nueve muertes en vías urbanas e interurbanas (23 en el conjunto de Castilla y León), hubo que lamentar la hospitalización de 23 personas con lesiones importantes.

La nueva Ley de Tráfico y Seguridad Vial ha incrementado las sanciones por adelantar indebidamente a ciclistas. Así, cualquier vehículo a motor que adelante a un ciclista entorpeciéndolo sin dejar la distancia mínima de seguridad de 1,5 m, será castigado con 6 puntos del carné y 200 euros de multa. Hasta ahora, la retirada era de 4 puntos.

Además, cambia la manera en el que el coche, furgoneta o camión debe adelantar al ciclista en vías de dos carriles con el mismo sentido. A partir de ahora, es obligatorio cambiar al carril contiguo de manera completa para adelantar, algo que era sólo recomendable hasta este momento.

También se endurecen las sanciones por el uso indebido del carril bici. Así, parar o estacionar con un vehículo en un carril bici, obstaculizando el paso de sus usuarios, es ahora una infracción grave castigada con 200 euros de multa.

Los expertos en seguridad vial destacan la necesidad de intervenir en las infraestructuras para reducir las interacciones problemáticas con otros usuarios, que ocurren cuando los ciclistas deben compartir las calzadas con usuarios de vehículos motorizados o peatones; simplificar la circulación en vías más amigables; y fortalecer la cultura del uso de la bicicleta y el respeto por ella en todos los usuarios.

Por otra parte, los investigadores han observado que en los códigos de circulación existe una preocupante carencia de normativas para regular el uso de la bicicleta en la movilidad compartida con otro tipo de vehículos.

En cuanto a los factores individuales o humanos, hay estudios que subrayan los comportamientos de riesgo, divididos en dos tipos principales. El primero son los denominados errores o fallos no intencionados por parte de los conductores.

Otra conducta observada en los accidentes son las infracciones de tráfico. En opinión de los expertos es imprescindible fortalecer la formación vial por parte de ciclistas y conductores para evitarlas.

Nueve ciclistas han muerto en carreteras de León desde 2018
Comentarios