jueves 26/11/20

El cielo abierto de La Vasco en Santa Lucía sigue con parches

A raíz de las fuertes inundaciones por las lluvias torrenciales del pasado invierno, la crecida de los ríos arruinó los cultivos del sur y dejó cortadas varias carreteras junto con pueblos anegados en el norte. El ‘río de carbón’ procedente del cielo abierto de la Vasco inundó la localidad de La Robla y obligó a actuar a la UME.

Gran parte de las carreteras cercanas a la zona sufrieron estragos al verse gravemente deterioradas con desprendimientos en el asfalto, se formaron boquetes en carretera como la del valle de Lois que hizo cortarla para vehículos pesados por su seguridad.

La solución que se llevó a cabo fue poner un dique a la altura de la balsa de decantación del túnel de La Robla, y un desvío desde esa zona, al Arroyo de Alcedo que desembocaba en el río Bernesga para así evitar que llegara al centro de la localidad el ‘río de carbón’ procedente del cielo abierto.

Aun así las inundaciones dejaron en León grandes pérdidas en el maíz y la remolacha como se preveía y EA denunció al Seprona por la ‘riada negra’ de HVL.

Desde La Robla reclamaron repetidamente atención a sus minas de cielo abierto y soluciones definitivas por el grave peligro que sería que se volvieran a inundar a corto, y largo plazo. A lo que la Junta respondió diciendo que la restauración sería su «prioridad».

El cielo abierto de La Vasco en Santa Lucía sigue con parches