lunes 16/5/22

Propuestas constructivas. El Que se estudien y trasladen propuestas constructivas y razonables para conseguir el anhelado reto demográfico del que tanto se habla.

Contaminación difusa. Que se analice de manera científica y eficiente la procedencia de la llamada contaminación difusa y se nos proporcionen los instrumentos adecuados para reducirla e, incluso, eliminarla en aquella parte en la que podamos ser responsables sin perder productividad ni rentabilidad en nuestras explotaciones. No sabemos la influencia que pueden tener los diferentes Planes Hidrológicos en la futura regulación comunitaria, pero ya se nos está demonizando en este asunto, puesto que tanto en el pacto verde como en la aplicación de los ecoesquemas se está propugnando una reducción drástica de los fertilizantes que afectará a la rentabilidad de la agricultura.

Aguas subterráneas. Nos oponemos a los peajes que se pretenden aplicar en las modificaciones de características de las concesiones de aguas subterráneas porque va a perjudicar de forma significativa a los actuales usuarios de las mismas. Abogamos por la constitución de Comunidades de Regantes de Aguas Subterráneas para mejorar el estado cuantitativo y cualitativo de dichas aguas.

Caudales ecológicos. Que se mantengan los valores actuales establecidos para los caudales ecológicos y se eliminen los caudales máximos.

Prioridad en los usos del agua. Mantener, sin ningún tipo de variación, el orden de prelación de usos del agua que figura en el Plan Hidrológico vigente.

Impulso a la modernización. Que se dé un impulso definitivo a la modernización de regadíos hasta completar la revolución iniciada para cambiar radicalmente el sistema de riego con el fin de ahorrar agua, perfeccionar su gestión, mejorar el medio ambiente y dignificar la profesión del agricultor.

Incrementar la regulación de la cuenca. Seguir incrementando la regulación para cubrir las necesidades de los regadíos presentes y los que están proyectados, con el objetivo de compensar la disminución de aportaciones derivada del cambio climático y paliar a la vez los riesgos de inundación.

Zonas regables . Finalizar el desarrollo de las zonas regables de la cuenca que llevan años esperando ver culminada su ejecución.

Infraestructuras saneadas. Mantener las infraestructuras que dependen del Estado por razones de seguridad y eficiencia en el uso del agua.

No a los incrementos de costes. Nos oponemos a cualquier modificación del régimen económico-financiero que pueda incrementar los costes a una agricultura de regadío ya lastrada por las fuertes inversiones que está acometiendo para modernizarse y por los aumentos de todos los costes de los inputs necesarios para llevar a cabo su actividad (combustibles, fertilizantes, transportes, energía eléctrica, etc). Por si esto fuera poco, tenemos el firme convencimiento de que ya recuperamos todos los costes que debemos recuperar por el uso del agua.

Programa de medidas. Que se cumpla íntegramente el programa de medidas que resulte del futuro Plan que se apruebe.

Dotaciones máximas. Que se apliquen las mismas dotaciones máximas para todos los usuarios de un mismo sistema de explotación adaptadas a las reservas existentes en cada año hidrológico.

Agilidad administrativa. Agilidad en todas las tramitaciones administrativas. Participación real y activa de los usuarios en la elaboración del Plan.

Campaña pro regadío. Campaña de concienciación social en la que participen todos los agentes implicados en la Administración del Agua en la que se presente a los regantes como garantes del mantenimiento del medio rural y de la seguridad y sostenibilidad alimentaria, haciendo ver a toda la sociedad que uno de sus principales objetivos es hacer compatible su actividad económica con el medioambiente.

Las conclusiones de Ferduero en sus alegaciones
Comentarios