miércoles. 08.02.2023

El Consejo de Estado aprobó ayer por unanimidad el informe sobre el Proyecto de Real Decreto por el que se revisan los 12 planes hidrológicos de cuenca, entre ellos el del Duero, que fue rechazado por el Consejo del Agua de Castilla y León con el voto en contra de la Junta de Castilla y León, las comunidades de regantes y las organizaciones agrarias, una situación que no se ha dado hasta ahora.

En su reunión ordinaria de ayer, la Comisión Permanente del máximo órgano consultivo gubernamental ha aprobado por unanimidad el dictamen relativo a los nuevos planes hidrológicos, informe que puede ser favorable, o no, al proyecto legislativo que ha levantado polémica en las últimas semanas por la creación del caudal ecológico del Tajo.

En todo caso, el informe emitido por el Consejo de Estado no es vinculante, y sólo refleja la posición de esta entidad respecto a lo que plantea el real decreto, sobre su forma o su contenido, según insistieron a Efe desde este organismo, que señalan que no pueden informar del contenido del dictamen.

En la reunión también se despacharon otros asuntos, como los planes de ordenación del espacio marítimo de las cinco demarcaciones marinas española.

El siguiente paso para que entren en vigor los documentos que regirán la política hidrológica de las diferentes cuencas españolas hasta el año 2027 será la aprobación de los planes por el Consejo de Ministros mediante un Real Decreto, lo que dejaría sin efectividad el rechazo del Consejo del Agua en el caso del Plan Hidrológico del Duero.

Las quejas de la Junta y del sector agrario pasan por que es una planificación «ideológica» y que no tiene en cuenta las necesidades del campo como un sector estratégico para la economía.

El Consejo de Estado aprueba el informe sobre los nuevos planes hidrológicos
Comentarios