martes 15.10.2019
Agricultura

Los cultivadores de cebolla prevén un aumento de la producción media

La feria de la hortaliza en Villanueva de Jamuz supera las previsiones de asistencia
Las tapas de hígado encebollado dieron el toque de sabor a la feria.DL
Las tapas de hígado encebollado dieron el toque de sabor a la feria.DL

La Asociación de Cultivadores de Cebolla confía en que su segunda campaña obtenga unos rendimientos medios de 70 toneladas por hectárea, tres más de las que se lograron el año pasado, primera campaña en la que el cultivo comenzó a extenderse. Ayer, en la celebración de la Feria de la Cebolla, en Villanueva de Jamuz (municipio de Santa Elena de Jamuz), se realizó una demostración de la recogida de la raíz a los vecinos de las vegas bañezanas, en las que este año se cultivan 57 hectáreas frente a las 30 de 2018.

Los cultivadores y el Ayuntamiento de Santa Elena de Jamuz consiguieron su objetivo de atraer público a la primera edición de la Feria de la Cebolla, celebrada en el castillo de los Quiñones, en la que, además de mostrar el cultivo como una alternativa de producción en estas tierras, se vendieron productos del campo, se desarrolló una demostración de alfarería tradicional, a cargo del maestro alfarero Jaime Argüello, y se degustó hígado encebollado, preparadas por el chef Juan Manuel Martínez. Más de 600 tapas cuyo número crecerá en próximas ediciones, habida cuenta de la afluencia de público. A la inauguración de la muestra asistieron el alcalde de Santa Elena de Jamuz, Lucas González, y la diputada de Desarrollo Rural, Avelina Vidal, que destacó la importancia de estos actos para mantener vivos los pueblos. En representación de los agricultores, el técnico de la firma Rajorsa e impulsor del cultivo, Jaime Rodríguez, pidió que se acometan concentraciones y se mejoren las infraestructuras de regadío en la vegas de Órbigo, Tuerto y Duerna que la zona recupere la cabeza de la provincia en productividad.

La mayor abundancia de la cosecha de cebolla se debe, explicó Rodríguez, al uso de una nueva variedad de ciclo más largo, así como a la fecha de siembra, que el año pasado hubo de retrasarse por las lluvias.

Los organizadores quieren la feria congregue no sólo a agricultores y público en general, sino, también a almacenistas de la comarca a los que pueda interesar la línea de negocio.

Las salidas

La producción de esta campaña, que estará recogida en dos o tres semanas, se venderá en un 50% en el mercado árabe, otra parte llegará al mercado portugués y al europeo, mientras que un 25% se quedará en España. La cebolla leonesa destacó el año pasado entre los almacenistas que compraron la producción por su calidad y conservación.

Los cultivadores de cebolla prevén un aumento de la producción media