jueves. 07.07.2022
Sucesos

Vídeo | Detectan el ahogamiento masivo de corzos y jabalíes en canales de riego

Mientras se reclaman soluciones, esta semana se han sacado hasta 30 cadáveres de Payuelos
Decenas de animales muertos aguardan en el Burgo Ranero para ser trasladados a la incineradora. DL

Es un goteo constante. La angustiosa muerte de decenas de animales que caen cada día en los kilómetros y kilómetros de canales de riego que atraviesan la provincia es incalculable. La mayoría son corzos y jabalíes, aunque son muchas las especies afectadas por estas infraestructuras.

El problema se agrava estos días de confinamiento en el que tanto la caza como los controles poblacionales están prohibidos por el estado de alarma dictado por el coronavirus. Esto ha dado paso a una superpoblación, evidente ya en los últimos meses, de corzos y jabalíes que, ante la escasa presencia humana, se desplazan más libremente entre los pueblos. Durante esta semana, varias decenas de corzos fueron retirados del canal de Payuelos, a la altura del Burgo Ranero, por personal de Confederación Hidrográfica del Duero (CHD) que contrata los servicios de una empresa para su incineración.

Reducción de la mortalidad

Si se instalaran puntos de apoyo para los animales estos podrían salir de los canales

Desde las federaciones tanto provincial como autonómica de caza en León y en Castilla y León se lleva reclamando a la Junta de Castilla y León un plan para reducir el impacto que estas infraestructuras de riego provocan a la fauna silvestre. «Es descorazonador ver como sacan a estos animales de los canales, casi sin pezuñas, en un intento desesperado por salir de una muerte segura», explica Miguel Fierro, presidente de la Federación de Caza de León.

Desde este colectivo si pide un plan que minimice todas estas muertes, que se reducirían si en todos los canales se instalaran puntos de apoyo para que estos animales puedan salir de los canales, y mallas o redes que impidan que puedan ser arrastrados. «Los cercados no son efectivos, ya que los corzos saltan y caen directamente», explica Fierro. Otra solución sería colocar pasos para que la fauna no caiga al cruzar los canales, o no mueran atropellados al cruzar autopistas o autovías. «Tienen que estar muy bien hechos, ya que si no parecen ratoneras, por las que no pasan los animales porque tienen miedo», explica.

Problemas de salubridad

Desde la federación de caza se considera necesario atajar este problema ya que puede acarrear serios problemas de salubridad, ya que los animales permanecen muertos en unas aguas destinadas a regar cultivos, y en otro casos, al consumo humano.

Otro de los puntos negros de la provincia, en el que cada año fallecen decenas de animales, es el canal de Arriola, en La Sobarriba, donde CHD, a instancias de los cazadores de la zona, instaló hace tres años una rampa de madera para que los animales pudieran salir.

Vídeo | Detectan el ahogamiento masivo de corzos y jabalíes en canales de riego
Comentarios