jueves. 02.02.2023

Todo comenzó en 1733, cuando se recogió en un documento vecinal que los vecinos del Puerto, en Asturias, reconocían el derecho de mancomunidad de los de La Cueta, en León, en el aprovechamiento de los pastos hasta el arroyo de Ordial y admiten que el terreno es propiedad de Cabrillanes. Más tarde, en 1788 se levantó un acta de la Real Ejecutoria en la que se deslindan los términos territoriales de Cabrillanes y Somiedo, en favor de León, acuerdo que fue ratificado por ambas partes. Sobre este documento los leoneses han basado gran parte de su defensa.

En 1946, el Servicio Geográfico del Ejército elaboró un mapa en el que por error asignaba a Asturias más de 800 hectáreas que le correspondían a León.

En el 2003 comienza la batalla judicial por recuperar los terrenos perdidos de la mano del por entonces alcalde de Cabrillanes Francisco Javier Fernández, que ya por entonces consiguió que la Audiencia Nacional, en el 2005, y el Supremo, en el 2008, devolvieran las 128 primeras hectáreas, además de las 674 que ha recuperado ahora.

El Ejército dio a Asturias por error 800 hectáreas leonesas