martes 1/12/20
CARNAVAL 2003

El domingo más «gordo»

Llamas de la Ribera vivió ayer por todo lo alto el día grande de su ancestral y colorista antruejo. Vecinos y visitantes disfrutaron como las fuerzas del bien, representadas por los guirrios, volvieron a imponerse al mal, encarnado
Los temibles antruejos, que encarnan el mal, son finalmente vencidos
Los temibles antruejos, que encarnan el mal, son finalmente vencidos
El «domingo gordo» del antruejo de Llamas congregó a cientos de personas deseosas de vivir uno de los carnavales con más colorido y tradición de toda la provincia de León. Poco después de las cinco de la tarde partían de la calle San Antón con dirección a una céntrica plaza de Llamas los guirrios, adornados con sus coloridas e imponentes «mázcaras» y portando vejigas de cerdo hinchadas y tenazas de madera con las que amedrentaron a todo aquel que se cruzaba en su camino. Junto a ellos, los cabezones, las madamas, los madamos, y, como no, los antruejos, completaron el «cartel» de personajes que no pararon de gastar bromas, repartir vejigazos y entiznar a todos los presentes en la plaza, todo ello acompañado por los sonidos de la dulzaina y el tamboril. Más tarde llegaría el momento de la celebración de «La arada y la siembra», una antiquísimo rito de fertilidad, y la victoria definitiva de los guirrios sobre los antruejos, los personajes que encana el mal, garantizando así una vez más el triunfo del bien.

El domingo más «gordo»