martes. 27.09.2022
ALCUETAS CON SU PATRIMONIO

Un emblema que resurge de las ruinas

Una inversión de 200.000 euros permite el inicio de la restauración del castillo, del siglo XVI, que se vino abajo en marzo de 2018
Uno de los pasos de puerta que se están restaurando. MEDINA

Era el 10 de marzo de 2011 cuando unos minutos del mediodía los vecinos de Alcuetas oyeron un gran estruendo. El muro oeste del castillo, auténtico emblema de la localidad, se había venido abajo. Fue un drama. Cinco siglos de historia se habían derrumbado ante sus ojos. En aquel momento el Ayuntamiento de Villabraz (al que pertenece la pedanía de Alcuetas), ante la desidia de otras administraciones superiores ya había decidido tomar cartas en el asunto para restaurar la fortaleza, declarada Bien de Interés Cultural (BIC) en 1949. Incluso ya tenía elaborado un proyecto. Pero llegaron tarde. Aún así no desfallecieron en su empeño y, a pesar del estado ruinoso en que quedó, modificaron el proyecto (adaptándolo a las nuevas circunstancias) y siguieron adelante para salvar lo que había quedado.


Las obras de restauración comenzaron hace unos días. La inversión será de 200.000 euros, de los que 180.000 están subvencionados por la Diputación de León con cargo a un Plan Especial de Conservación de Patrimonio.

 

En estos momentos el castillo está recubierto de andamios. Las obras, cuyo proyecto ha sido redactado por los arquitectos Mariano Sáenz de Miera y Jorge Díez García-Olalla, incluyen actuaciones que van desde la retirada de escombros, trabajos arqueológicos, estabilización exterior de las fachadas, cimentaciones, auscultación de muros, limpieza, restauración y reconstrucción de fábricas de mampostería, reparación de grietas y fisuras, cosido estático interior, recuperación de arcos, jambas y umbrales perdidos, protecciones superiores o acondicionamientos exterior, entre otras.

 

Se trata de una primera fase, una intervención de urgencia para salvar la fortaleza.

 

El castillo de Alcuetas data del siglo XVI. Se trata de un inmueble de pequeñas dimensiones y gran belleza que algunos historiadores atribuyen su construcción a Alfonso Enríquez de Acuña, hijo del tercer conde de Valencia de Don Juan

DL24P31F1-13-33-21-3Ala este del castillo de Alcuetas, cubierto estos días de andamios. MEDINA.

Un emblema que resurge de las ruinas