miércoles. 17.08.2022

España apuesta por una gestión planificada de los bosques como impulso económico y entornos sanos y saludables para las personas, ha señalado este jueves la ministra para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, quien ha subrayado que no es posible una política climática que no defienda la naturaleza.

La vicepresidenta y ministra para la Transición Ecológica hizo estas declaraciones durante la jornada Restauración Forestal: un camino a la recuperación y el bienestar, en la que ha abordado la importancia y beneficios de los bosques como elemento esencial para la recuperación y el bienestar.

Esta jornada forma parte del ciclo virtual de encuentros #Biodirectos, que ha puesto en marcha ese departamento ministerial y que se retransmiten en directo y de manera simultánea en los diferentes canales de redes sociales de la Fundación Biodiversidad.

La ministra ha hecho hincapié en su intervención en los múltiples beneficios que aportan los bosques -absorben CO2, fijan suelos y generan empleo, aire limpio, alimento, agua (...), para decir que «un bosque sano implica personas sanas».

Ribera señaló que los bosques son capaces de recuperar el equilibrio roto entre «la España rural y la urbana» y ha señalado el gran desafío que supone abordar su restauración en un escenario de cambio climático, donde es necesario preservar la capacidad adaptativa de la gestión forestal.

«Debemos fomentar que los bosques sean bien cuidados y gestionados, porque son fuente de generación de empleo y de ellos depende el sustento de millones de personas en todo el mundo», dijoAsimismo, ha reconocido que la mejora de los sistemas de aprovechamiento de productos forestales es una cuestión que tiene pendiente España, y ha avanzado que en esta legislatura se consolidarán las medidas de prevención ante incendios y una nueva estrategia forestal nacional.

En este punto, Ribera aboga por ajustar y actualizar los inventarios forestales nacionales, «algo sobre lo que tenemos una reputada trayectoria», gracias a una tradición consolidada y elaborada años atrás.

España apuesta por la gestión de los bosques para impulsar la salud y la economía