lunes. 27.06.2022
Cea celebra su fiesta

Flores y juventud para las Candelas

Los mozos y mozas cumplieron con la tradición de honrar a su patrona a la que brindaron el ramo después de procesionar ataviados con trajes típicos
El cortejo, con el rey y la reina a la cabeza, recorrieron las calles de la localidad. ACACIO

La localidad de Cea celebra este fin de semana la festividad en honor a la Virgen de las Candelas, declarada de Interés Turístico Provincial, con una serie de actos organizados por la Junta Vecinal y el colectivo de mujeres.

Como es tradición, los jóvenes que cumplen su mayoría de edad, y el resto de mozos y mozas se responsabilizan de elaborar un amplio y sencillo programa de actos, como la elección del rey de la juventud, que recayó en David Pérez Calleja, único joven que cumple la mayoría de edad, y de la reina, Raquel Rodríguez, responsable de la elaboración del ramo de encina adornado de frutos y multicolores adornos.

Esta espera en su casa la llegada del cortejo real, formados por el rey y un grupo de jóvenes, bajo un tronar de voladores y el acompañamiento de música y danzas tradicionales. Es en casa de la reina cuando el rey recibe el ramo que trasladará hasta la parroquia acompañado de la reina, y la corte, al tiempo que las mujeres entonan cánticos a la Virgen. Una vez en la escalinata del templo el párroco autoriza la entrada donde aguarda la imagen de la Virgen, depositado el ramo ante esta, se inicia el santo rosario con cánticos con alusión a las bodas de la Virgen.

Finalizados los actos religiosos, la fiesta continuó con una demostración de bailes regionales, en el espacio cultural Campo Rio, continuando con entretenidas obras de teatro, trapecio y juegos de malabares. Al final degustación gastronómica, chocolatada y baile para poner fin a la jornada inaugural.

La jornada dominical comenzará a primeras horas del alba, donde los quintos irán recorriendo casa por casa, celebrando la tradicional Parva, a base de dulces caseros y buenos licores con toques especiales ricos en sabores.

Entorno a media mañana , tras el recorrido musical que los lleva hasta el templo parroquial, para asistir a la celebración eucarística y adoración de reliquias.

Llegado el momento del ofertorio, dos jovencitos ataviados de trajes regionales, proceden a dar suelta desde lo alto del púlpito a una pareja de tórtolas que sobrevolaran en lo alto del templo en honor a la virgen.

Flores y juventud para las Candelas