martes 17/5/22

El Ayuntamiento de Mieres había convocado a los vecinos para que apoyasen al guarda contratado por el consistorio en la tarea de inmovilizar el ganado, con un mensaje enviado por la Concejalía del área, en el que se les invitada a «seguir los pasos acordados para intentar normar las cosas en Pinos». En este escrito se les invita a acudir para ayudar al guarda a identificar y fotografiar al ganado leonés. «Esperamos vuestra colaboración para que sea un éxito lo esperado y podamos empezar a poner orden, ya que no nos lo están poniendo fácil», dice el mensaje.

El Ayuntamiento de Mieres, propietario de estos terrenos en los que los pueblos Babia tienen derecho histórico para pastar, acordó el pasado mes de abril acotar la entrada de ganado leonés al puerto de Pinos durante los meses de abril y mayo para, según apuntó en su momento, regenerar los pastos.

El jefe de la sección de Agricultura y Ganadería de la Junta en león, Fidentino Reyero, aseguró recientemente que no se ha recibido comunicación oficial de esta decisión, que de todos modos no puede tomar el Ayuntamiento asturiano, ya que «no tiene competencias ganaderas en territorio leonés», al tiempo que apunto que «Mieres no puede de ninguna manera impedir la entrada del ganado de Babia siempre y cuando cumplan las medidas sanitarias establecidas, algo que está fuera de toda duda».

El conflicto entre los ganaderos leoneses y asturianos por el puesto de Pinos se remonta 1926, cuando el Ayuntamiento de Mieres adquirió los terrenos subastados por la Fundación Sierra Pambley, cuyo principal valedor, Francisco Fernández Blanco de Sierra y Pambley, dejó escrito en su testamento una cláusula que reconoce el derecho de pasto a las cuatro pedanías leonesas.

Fueron convocados por el Ayuntamiento de Mieres para «poner orden en el puerto»
Comentarios