domingo. 03.07.2022

El proyecto elaborado por Naturgy contempla el desmantelamiento de los dos grupos de la central térmica. El primero se puso en marcha en 1971, con una potencia de 284,2 megavatios, y el

segundo en 1984 con casi 371 megavatios. Se crearon como grupos diseñados para quemar carbones de las explotaciones mineras de la zona, aunque desde hace tiempo se complementan con carbón de importación. La Ley del Sector Eléctrico contempla que el titular

de la instalación tiene la obligación de desmantelarla tras el cierre definitivo, «salvo que la autorización administrativa permita lo contrario»; y de someterse a

la Ley de Evaluación Ambiental, con especial atención a los espacios y especies protegidas. En este último caso ya se pronunció la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental certificando que el proceso no tiene necesidad de someterse a una evaluación ambiental.

En funcionamiento desde 1971
Comentarios