miércoles 24/2/21

Hacen pruebas con «éxito» del trasvase Órbigo-Tuerto

La acequia, construida en 2003, sigue fuera de funcionamiento pese a invertir 2,23 M€
Pruebas realizadas ayer en la acequia para comprobar su perfecto funcionamiento. DL

Técnicos de la Comunidad de Regantes del Canal de Villares y del Sindicato Central de Regantes del Embalse de Villameca pusieron en marcha ayer pruebas —con la autorización de la Confederación Hidrográfica del Duero (CHD)— en la acequia construida en los años 2003 y 2004 para regar con agua de Los Barrios de Luna más de 1.000 hectáreas del bajo Tuerto.

La Sociedad Española de Infraestructuras Agrarias (Seiasa) del norte adjudicó esta obra que pretendía paliar la carestía de agua en la vega baja del Tuerto tomándola del Órbigo —otro río deficitario para atender su zona— en octubre de 2002, por un total de 2.235.125,16 euros —, ejecutando una infraestructura de 14 kilómetros que hasta la fecha sigue sin estar en funcionamiento pese al empeño puesto por los agricultores desde prácticamente su creación.

Ayer, para comprobar la viabilidad de esta acequia que los agricultores, especialmente, de las localidades de Santa María de la Isla, Santibáñez de la Isla, Toral de Fondo, Toralino, Villarnera y San Félix de la Vega reclaman para poder regar sus cultivos, fue puesta en funcionamiento a plena carga dura 48 horas para asegurarse de que la infraestructura continúa en condiciones óptimas.

Unas pruebas a las que, por el momento, la acequia ha respondido perfectamente para el trasvase del agua del Órbigo al Tuerto a la entrada de 300 litros por segundo que se están probando —pese a que cuenta con una capacidad de 700 litros por segundo—. Durante la jornada de hoy, el agua seguirá corriendo por la acequia para cerciorar que la infraestructura puede ser puesta en funcionamiento en el instante que se desee, pese a estar prácticamente olvidada.

Una información sobre el buen funcionamiento de la acequia que será traslado a CHD para que sea el propio organismo de la Cuenca del Duero —que debe ser el encargado de dar la concesión para el aprovechamiento del agua— el que decida si, casi cerca de los veinte años después, los agricultores de la vega baja del Tuerto pueden regar sus cultivos gracias a una acequia que resolvería en gran medida su carencia de agua.

Asimismo, los agricultores de esta zona defiende que el funcionamiento de la obra también vendría a justificar la creación de las balsas de la Real y los Morales en la comarca del Órbigo porque, además de beneficiar a los propios agricultores de esa zona, ayudaría a acabar con el déficit de agua para regar en la vega baja del Tuerto. Por ello, los agricultores esperan que, de una vez por todas, entre esta infraestructura en funcionamiento.

Hacen pruebas con «éxito» del trasvase Órbigo-Tuerto
Comentarios