jueves. 11.08.2022

La pieza de mármol pertenenciente a la cabeza de Marco Aurelio, emperador romano entre los años 160 y 181, sustraída durante el pasado mes de febrero, es considerada «de gran valor» al pertenecer a la época tardo-romana, previsiblemente del siglo IV. Asimismo, los expertos en arte destacaron la coincidencia, de que la familia del emperador, para más coincidencia, «era natural del municipio de Espejo», a 30 kilómetros escasos del aparcamiento cordobés en el que se dio el alto al vehículo. Los rizos y la barba del emperador son similares a los del busto que se conserva de él en el Metropolitan Museum de Nueva York.

Desde el gabinete de prensa de la Comisión Territorial aseguraron que «profesionales del Museo Provincial restaurarán la escultura y después, con las partes implicadas, tratará de buscarse otro emplazamiento porque se ha demostrado que el actual no llegaba a ofrecer garantías suficientes».

Por otra parte, De las Heras espera que este incidente «sirva de revulsivo» y las administraciones comiencen a prestar atención al patrimonio romano del pueblo y tomen cartas en el asunto.

Hallan la pieza a 30 kilómetros del municipio del emperador