martes 19/1/21
Varias entidades exigen la conservación del paso sobre el Tuerto, cuyo origen sitúan en 1919

El Icecu reclama a la Junta la catalogación del puente de hierro

El proyecto de mejora de la carretera de Pandorado contempla su demolición
El Instituto Cepedano de Cultura (Icecu) exigirá a la Junta de Castilla y León la catalogación del puente de hierro de Sopeña, localidad perteneciente al municipio de Villaobispo de Otero, como patrimonio industrial. La entidad reclama su conservación, dado que el proyecto de reforma de la Carretera de Pandorado, la LE-451, que atraviesa la comarca, preve su derribo y sustitución por otro nuevo paso sobre el río Tuerto. La junta directiva del instituto estimó que la construcción y puesta en funcionamiento del puente metálico, que situó en el año 1919, «constituyó todo un referente futurista para la comarca». Además, consideró que «el diseño de estructura metálica a base de remaches, claramente inspirado en las tendencias Eiffel, es una muestra evidente de la arqueología industrial de la época». La entidad añadió que «la construcción de un paso-viaducto paralelo sobre el río, previsto ya en los planos de reforma de la carretera LE-451, favorece esta iniciativa apoyada por los cepedanos». El instituto estimó que el viaducto «debe conservarse para las generaciones venideras», y aseguró que otras organizaciones culturales y políticas de la Mancomunidad de Municipios de La Cepeda son de la misma opinión, al tiempo que adelantó que la entidad apoyará cualquier propuesta proveniente de la zona y relativa a la conservación del puente. Desde Villamejil Mientras, la Asociación Cultural Rey Ordoño I, Asociación de Amigos de La Cepeda, de Villamejil, calificó de «expolio al patrimonio» de la comarca el posible derribo del paso sobre el Tuerto. La asociación, que situó su origen a comienzos del siglo XX, apuntó que «es un vestigio de las construcciones metálicas desarrolladas en toda Europa y América con el auge del industrialismo». La entidad, que consideró necesaria la mejora de la carretera, aunque no a costa de la destrucción de «uno de los elementos de interés de la comarca», reclamó a las autoridades comarcales, provinciales, regionales y estatales que demanden la conservación de esta obra. La presidenta de la asociación, Marta Pérez, señaló: «La Cepeda, una tierra que ha padecido en el siglo XX el abandono y la despoblación, no puede seguir siendo olvidada. La comarca necesita mejorar sus carreteras, pero también precisa conservar su patrimonio, como es el caso del puente de Sopeña». La entidad cuenta entre sus socios con filósofos, como Rogelio Blanco; etnógrafos, como Concha Casado; novelistas, como Ricardo Magaz o Juan José Domínguez; periodistas, como Tomás Álvarez o Amancio Fernández; así como representantes de los ámbitos de la empresa, la agricultura o la enseñanza. Finalmente, también el Ayuntamiento de Villaobispo de Otero incluyó entre sus alegaciones al proyecto la petición de conservación del puente, pese a que insistió en la necesidad de un inicio rápido de las obras en el vial, confirmó el alcalde, Joaquín Llamas. Cabe recordar que la Asociación Leonesa de Amigos del Ferrocarril logró, con una iniciativa semejante en el año 2000, que la Diputación conservara y adecuara el puente de Palanquinos, vinculado al tráfico férreo y cuya obra metálica data de la década de los años veinte. «La Cepeda, una tierra que ha padecido en el siglo XX el abandono y la despoblación, no puede seguir siendo olvidada. La comarca necesita mejorar sus carreteras, pero también precisa conservar su patrimonio, como es el caso del puente de Sopeña» MARTA PÉREZ DOMÍNGUEZ Presidenta Rey Ordoño I

El Icecu reclama a la Junta la catalogación del puente de hierro