sábado 22/1/22

Imputan al acusado del crimen de Cembranos ahora por amenazas y obstrucción a la justicia

La magistrada archiva por contra la denuncia por violencia machista y detención ilegal presentada por la otra sospechosa
                      La vivienda en la que ocurrió el crimen está ubicada a las afueras de Cembranos. MARCIANO PÉREZ
La vivienda en la que ocurrió el crimen está ubicada a las afueras de Cembranos. MARCIANO PÉREZ

El Juzgado de Instrucción número 4 de León, responsable de la investigación de la causa abierta contra una joven paraguaya y un varón leonés, acusados de acabar con la vida de una prostituta compatriota de la sospechosa en abril de este año, considera que concurren indicios suficientes para imputar un delito de amenazas y otro de obstrucción a la justicia contra el sospechoso, por proferir en prisión frases encaminadas a modificar el testimonio de la principal encausada.

La instructora considera, sin embargo, que no hay pruebas suficientes como para sostener una acusación particular por un presunto delito de violencia de género y detención ilegal, como argumentaba la principal sospechosa.

Entiende la magistrada instructora que no concurren los elementos de prueba suficientes como para atestiguar que, una vez ingresados ambos en prisión, se produjeran ataques machistas hacia la muchacha, para conminarla a que asumiera en solitario la autoría de la muerte de la otra joven. La investigada tiene 21 años y la fallecida contaba 20 en el momento de su muerte. El denunciado tiene 54.

Especifica la magistrada que las diligencias se abren con motivo de la denuncia de la súbdita paraguaya, representada por el letrado asturiano Gabriel Cueto, «que durante varios días sin concretar desde finales de marzo hasta el 1 de abril de 2021 y ya dentro del centro penitenciario, en el módulo de ingresos, fue víctima de las amenazas del otro varón», que de acuerdo a la investigación, tenía intención de «doblegar su voluntad para tratar de influir en su testimonio por la causa del Juzgado de Instrucción 2 en la cual ambos están imputados por homicidio», para que cambiara o modificara su declaración judicial.

Con este motivo le dijo por la ventana de la celda las siguientes expresiones: «Te voy a matar, me voy a llevar por delante a tu familia de Paraguay si no declaras que fuiste tú la que colocó la cinta de embalar en la boca y en las manos de tu amiga. Tienes que hacerte cargo de lo que ha pasado».

Que siga en prisión

La titular del Juzgado de Instrucción número 2 de León había determinado que el varón debería continuar en prisión preventiva y no admitió la propuesta de su entonces letrado, que solicitaba la libertad provisional del sospechoso, al que la Guardia Civil atribuye el papel de cómplice por omisión del deber del socorro, si bien los investigadores siguen atribuyendo la autoría material a la joven paraguaya que también permanece encarcelada en Villahierro. El individuo leonés fue trasladado al Centro Penitenciario de Topas (Salamanca) a consecuencia de los hechos anteriormente expuestos.

Riesgo de fuga

Considera la jueza que no existen garantías de que se pueda evitar la fuga del sospechoso, que recientemente ha sido conminado a designar un abogado que le represente en un procedimiento abierto por una herencia familiar. Dada su situación de reclusión, el investigado no puede comparecer, pero hasta hace pocos días, tampoco había designado a su representante.

Mucho alcohol y drogas

La causa está abierta por la muerte de una joven paraguaya de 20 años en la noche del 17 de marzo supuestamente a manos de la otra joven compatriota de 21 años, también prostituta de profesión, con la que había ingerido grandes dosis de alcohol y drogas en compañía de un varón leonés de 55 años, que también está acusado de los hechos aunque ahora ambos se atribuyen mutuamente la maniobra de asfixia que acabó con la vida de la víctima. La instrucción de la causa sigue abierta. Básicamente para corroborar qué hay de cierto en algunas de las manifestaciones que se recogieron la noche de autos. Si se trató de una reacción aislada a un momento de euforia desmedida o por el contrario podían darse condicionantes de celos entre las dos mujeres, que es otra posibilidad menos aceptada.

Imputan al acusado del crimen de Cembranos ahora por amenazas y obstrucción a la justicia
Comentarios