miércoles. 05.10.2022

El incendio de Boca de Huérgano avanza sin control sin que se tema por las viviendas

El fuego, que ya ha arrasado 900 hectáreas, obliga a cerrar el pantano a la navegación para facilitar la carga de hidroaviones
                      Una vecina observa el incendio con preocupación. MIGUEL F.B.
Una vecina observa el incendio con preocupación. MIGUEL F.B.

El Centro de Coordinación Operativa Integrado (CECOPI) informó ayer que de momento el incendio declarado el lunes en el municipio de Boca de Huergano y que está en nivel 2, tiene una superficie aproximada de más de 900 hectáreas con un perímetro de alrededor de 20 kilémetros. El fuego avanza hacia el norte afectando a su paso a matorral, hayedos y robles.

En lo relativo a las localidades, desde el Puesto de Mando Avanzado aseguran que no corren peligro. La delegada de la Junta en León, Ester Muñoz, ha reconocido que «se está en un incendio complicado», ya que «el rayo que ha provocado las llamas cayó en una zona de alta de montaña, muy seca y con mucho combustible, por lo que las «condiciones orográficas y climáticas con temperaturas muy altas han complicado las labores de extinción». Ante la complejidad del incendio, ha mandado «un mensaje de precaución» para que no se acerque a la zona pues «dificulta la extinción» y ha concluido que se confía que la bajada de temperaturas y la previsión de agua «ayuden a apagar el fuego».

En las zonas sur y oeste ha habido las reproducciones esperadas pero se han sofocado y ya no hay llama. Respecto a la parte norte ha aumentado el viento y el fuego ha avanzado pero se han movilizado medios a la zona para evitar que la llama pase la línea de control.

Se ha trabajado por la zona suroeste, por la zona noreste y la UME se ha tasladado a la zona norte esta noche.

De hecho, la delegada del Gobierno en Castilla y León, Virgina Barcones, que acudió ayer a la zona del incendio, manifestó que «hay que tomar muchas lecciones de lo que ha pasado en Castilla y León este verano».

Ha citado «el duro verano de grandes incendios que está sufriendo la Comunidad autónoma» y, tras reconocer que la competencia en materia de extinción de incendios es de los Gobiernos autonómicos, ha expuesto que el Gobierno de España esta colaborando con todos los medios de los que dispone en el territorio.

En estos momentos, unos 200 profesionales dependientes del Gobierno trabajan en la extinción de este incendio de Boca de Huérgano, con 21 medios terrestres y seis medios aéreos.

De esta forma, la Unidad Militar de Emergencias (UME) mantiene desplegados 49 efectivos, a los que se unen otros 60 de las brigadas de extinción de incendios del Miteco y unos 100 guardias civiles que vigilan los accesos a la zona del incendio y se encuentran a la espera de actuar en caso de que fuera necesaria la evacuación de vecinos.

Por otra parte, la delegada del Gobierno ha informado de que se ha cerrado la navegación en el embalse de Riaño para facilitar la carga de agua de los aviones anfibios que participan en la extinción.

Ha valorado la labor de los alcaldes y de los vecinos de todas las localidades afectadas por grandes incendios en Castilla y León que «han mostrado su solidaridad, facilitando el avituallamiento de los operativos de extinción» que llevan un verano con un trabajo continuo, por lo que «el cansancio se va acumulando».

Por último, Barcones se ha mostrado confiada en que el clima ofrezca una tregua y aparezcan las lluvias previstas para que se pueda controlar más rápidamente el incendio.

El incendio de Boca de Huérgano avanza sin control sin que se tema por las viviendas
Comentarios