jueves. 11.08.2022
La Bañeza

Cinco instituciones ya han mostrado interés por la colección de los Cavero

La familia tiene encima de la mesa ofertas de administraciones de León, Salamanca y Madrid
Joyas de la colección de la familia Carvajal Cavero del Museo de las Alhajas. JESÚS F. SALVADORES

Tras verse «echados» de la Casa Doña Josefina de La Bañeza en la que se albergaba la colección de la familia Carvajal Cavero en el Museo de las Alhajas, tal y como afirma la propia Olga Cavero, los propietarios de la misma ya han comenzado a escuchar diferentes ofertas que les han ido llegando para que su «inigualable» colección pueda volver a expuesta y disfrutada por el público.

Una colección que la familia Carvajal Cavero ha ido recopilando desde hace ya 58 años hasta el punto de conseguir una muestra que supera las 7.000 piezas entre joyería e indumentaria que datan de entre el siglo XVI y XIX; todas ellas de una excelsa calidad y muchas de ellas todavía sin catalogar e, incluso, algunas piezas únicas. Sin embargo, tras el cierre del museo, toda esa colección se encuentra recogida en diferentes cajas fuertes de bancos para su conservación. La propia Olga Cavero, confiesa que, hasta la fecha, ha tenido que realizar un gasto que supera los cuatro millones de euros para lograr toda la colección actual.

Tras conocer la noticia del cierre definitivo del Museo de las Alhajas, han sido diferentes instituciones las que han mostrado interés por dicha colección «que nunca quisimos que se fuera de La Bañeza, pero no nos queda otra solución porque nos han echado», reitera Olga Cavero. De hecho, afirma Santa María del Páramo ha sido una de las localidades que se ha interesado, «pero creo que finalmente allí no va a estar», matiza.

Deseo de la familia
Su ilusión es que toda la colección pueda ser expuesta en algún museo de la provincia leonesa

En concreto, asegura contar con el interés de cinco instituciones de la provincia de León y Salamanca, así como de Madrid, para poder albergar en un museo su colección. No obstante, apunta que «es una decisión que tenemos que estudiar tranquilamente porque yo, con 80 años, no puedo estar pendiente de ningún museo como con la comodidad que lo podía hacer en La Bañeza»; por lo que Olga Cavero recalca que «no hay ningún acuerdo cerrada con nadie, pero algunas negociaciones están más avanzadas».

«Es una colección muy valiosa y, más que venderla, lo que queremos es que pueda volver a ser disfrutada por la gente con todo su esplendor», resalta Olga Cavero, que lamenta que «sería una pena que la colección tuviese que dividirse». No obstante, reconoce que «sé que si hay alguna interesada en comprar la colección en su totalidad puede que sea complicado por su valor, pero estamos dispuestos a dar todas las facilidades».

En caso de no lograr un acuerdo para que la colección siga expuesta en un museo, no cierra la puerta a que sea vendida a través de una subasta «porque desde Madrid varias casas de subastas se han interesado». Sin embargo, Olga Cavero resalta que «mi deseo es que la colección sea expuesta en algún lugar de León».

Cinco instituciones ya han mostrado interés por la colección de los Cavero
Comentarios