sábado 28/5/22

El Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) de la Guardia Civil investigó el año pasado 5.752 delitos contra el medio ambiente, el 35,8 % más que en 2020, un incremento que se vio impulsado por los delitos relacionados con maltrato y abandono animal, incendios forestales y extracción ilegal de agua.

Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, el Seprona ha hecho balance de su actividad en 2021, en el que los agentes esclarecieron cerca del 85 % de los delitos investigados, según datos de la Guardia Civil, que ha subrayado que la colaboración ciudadana resultó fundamental para la resolución de los casos.

Los delitos investigados a lo largo del pasado ejercicio motivaron la detención o investigación de 4.509 personas, el 14 % más que en 2020, año en el que, a pesar del confinamiento por la covid, las cifras de delitos y detenciones fueron similares a las 2019.

Según la misma fuente, las tipologías delictivas que más aumentaron fueron aquellas relacionadas con el maltrato de animales domésticos, que sumaron 957 delitos y se saldaron con 552 detenidos.

Las investigaciones relacionadas con incendios forestales subieron el 37 %, hasta las 483, y las personas detenidas e investigadas por estos delitos ascendieron a 374, frente a las 330 de 2020.

El año pasado, las infracciones por vertidos y residuos sumaron 19.313 denuncias, las actuaciones relacionadas con animales de compañía 11.344, las relacionadas con sanidad animal 9.451 y las actuaciones en materia de aguas 5.326 actuaciones.

El Seprona ha subrayado que continúa reforzando el control de la gestión de residuos sanitarios peligrosos y sus consecuencias, lo que ha permitido que el año pasado las infracciones administrativas detectadas en relación con la sanidad pública y medicamentos subieran el 25,5 %, hasta 163.373.

La mala gestión individual de guantes y mascarillas, cuyo uso se ha disparado en los dos últimos dos años por la covid-19, está incrementado la presencia de residuos plásticos en ríos y mares, una problemática cuyo impacto ambiental, subrayan desde el Seprona, ya se estaba intentando reducir dada la contaminación que provoca en estos ecosistemas.

Las investigaciones por delitos ambientales del Seprona crecen un 35 % en 2021