miércoles 19/1/22
Medio ambiente

La Junta aspira a llegar a 2023 con 900.000 hectáreas certificadas de bosque sostenible

El consejero Suárez-Quiñones apela al crecimiento de un sector «clave» para la cohesión social y territorial
                      El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, interviene de forma telemática en el foro. FERNANDO OTERO
El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, interviene de forma telemática en el foro. FERNANDO OTERO

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, destacó ayer que el objetivo de la Junta es alcanzar, al final de esta legislatura, las 900.000 hectáreas forestales certificadas, de las 790.000 hectáreas que existen actualmente con el sello que garantiza su calidad y sostenibilidad.

Así lo aseguró en su intervención en el el Foro de Diálogo ‘El sector forestal en la recuperación verde’, organizado por PEFC España y que se celebra en el Centro del Fuego de León. Suárez-Quiñones asegura que se trata de un compromiso «muy importante de la Junta», que apuesta por la certificación, «un aval de la gestión independiente de los montes y que determina de forma imparcial la correcta conservación y el aprovechamiento de nuestros bosques».

Por la transición

El consejero destacó que no puede haber transición ecológica sin un sector forestal «fuerte»

«Estamos en la línea de lo que hay que hacer en la lucha contra el cambio climático», señaló el consejero, que calificó la jornada como «muy interesante» y «muy necesaria» para el futuro de la Comunidad, aseguró que el futuro «está en los bosques». «Nos jugamos nuestro futuro en el marco de la sostenibilidad» y los bosques tienen un papel «absolutamente protagonista», aseguró Suárez-Quiñones.

Movilización de recursos

También apostó por promover la mayor movilización de recursos forestales dentro del marco del programa aprobó en 2014 y que permitido estar en torno a los tres millones de metros cúbicos al año de producción maderera «y buscar el objetivo de los cuatro millones que reclama nuestra industria». «Es perfectamente factible porque hace cincuenta años había sesenta millones de metros cúbicos en los bosques autonómicos, y hoy se triplicó esta cifra», detalló el consejero, quien recordó que, además, «la superficie de los bosques se duplicó con lo que las posibilidades de los bosques son enormes». «Estamos convencidos de que el futuro del sector forestal es absolutamente prometedor, así lo hecho saber Europa y también la pandemia que dio lugar a los fondos Next Generation», remarcó Suárez-Quiñones. También aseguró que no puede haber transición ecológica «sin un fuerte sector forestal, sin un buen sumidero de carbono y una gestión forestal sostenible». La transición digital también están en el ámbito de la gestión forestal, recordó el consejero, que remarcó que el sector forestal está apegó al territorio «y es clave para la cohesión social y territorial».

Suárez-Quiñones destacó a organizaciones como Fafcyle y Cose, que son los principales responsables del manejo de los bosques junto con las administraciones a través de los montes de utilidad pública. Sobre PECF España, el consejero incidió la «labor inmensa» sobre la promoción de la gestión forestal sostenible. «Nos dais credibilidad» señaló el consejero, que remarcó los valores que aportan los bosques a la sociedad.

En el foro de PECF han participado directores generales de las diferentes autonomías, fundaciones, centros tecnológicos, empresas, asociaciones y otros grupos de interés del sector y abordarán las oportunidades y retos de futuro del sector forestal y el medio natural en general, incidiendo en los fondos Next Generation y las políticas de creación de empleo en el sector forestal y su contribución al reto demográfico, así como en otras regulaciones globales y europeas en el ámbito de la sostenibilidad.

En el debate, los directores generales de las diferentes comunidades autónomas plantearon medidas para aplicar los fondos Next Generation como el impulso a la certificación y gestión forestal, la creación de empleo local e inversiones en desarrollo rural y formación.

La Junta aspira a llegar a 2023 con 900.000 hectáreas certificadas de bosque sostenible
Comentarios