martes. 28.06.2022

La Junta construirá en Valsemana un centro para recuperar y estudiar especies silvestres

El consejero Suárez-Quiñones anuncia una inversión de 1,75 M€ para saldar esta histórica deuda con la fauna leonesa
                      Edificio principal de la Dehesa de Valsemana, en La Ercina, donde se albergará el centro de recuperación. MARCIANO PÉREZ
Edificio principal de la Dehesa de Valsemana, en La Ercina, donde se albergará el centro de recuperación. MARCIANO PÉREZ

La Junta de Castilla y León va a saldar por fin una deuda histórica con la provincia leonesa, más en concreto con su fauna silvestre. Y e que León pronto formará parte de la red de centros de atención de fauna silvestre de Castilla y León, que son gestionados a través de una encomienda la Fundación del Patrimonio Natural de Castilla y León, y que hasta ahora tenía tres centros de recuperación de especies en Valladolid, Burgos y Segovia, y otros dos de recepción en Zamora y Salamanca.

Fue en su comparecencia de la semana pasada, en la que dana cuenta de sus proyectos para esta legislatura, cuando el consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, anunció la construcción de este centro de recuperación de animales silvestres (CRAS) en la dehesa que la Junta de Castilla y León tienen en Valsemana, municipio de la Ercina, y para el que ya hay un presupuesto consignado de 1,75 millones de euros. Según avanzó el consejero, las obras comenzarán a principios de 2023.

Este importante proyecto, con el que se atenderá a los cientos de animales que tanto los agentes medio ambientales como los del Seprona recogen heridos al año a lo largo y ancho de la provincia, se potenciará aún más el complejo natural que la Junta tiene en Valsemana, el más importante de la comunidad, y en el que trabaja un completo equipo de agentes y de veterinarios en distintos proyectos desde hace más de cuarenta años. En sus 857 hectáreas funciona ya a pleno rendimiento el centro de cría del urogallo, cuyas instalaciones y metodología son una referencia a nivel nacional, los cercados oseros, donde se llevan aquellos plantígrados ya recuperados antes de liberarlos al medio natural, el centro de gestión, estudio y reproducción del corzo, con más de 200 ejemplares en semilibertad, y el Museo de las Reservas de Caza, que acoge la rehabilitada granja del siglo XVII que preside la entrada de la dehesa.

El director general de Patrimonio natural, José Ángel Arranz, explica que «se aprovecharán parte de las muchas instalaciones que hay en la dehesa y se construirán nuevos voladores para atender a las muchas especies, el 80% de ellas aves, que se recogen heridas en la provincia». De hecho, se podría especializar en la recuperación de aves, ya que Valsemana ya fue centro de recuperación de la perdiz pardilla.

Pero no será un centro de recuperación al uso. Arranz anunció que también será un centro de estudio de las especies, por lo que se contará con la colaboración de la Universidad de león, en concreto con la Facultad de Veterinaria, para llevar a cabo distintos estudios y prácticas en las instalaciones.

El director general afirmó que el diseño del proyecto está ya muy avanzado por lo que, una vez licitadas, las obras, para las que se contará con distintos fonos europeos y también propios para su financiación, podrían comenzar efectivamente en 2023.

La Junta construirá en Valsemana un centro para recuperar y estudiar especies silvestres