martes. 31.01.2023
Los ratones afectan a los cultivos de cereal y colza y han obligado a resembrar muchas parcelas

La Junta facilitará el producto para acabar con la plaga de roedores

Los efectos de la voracidad de los topillos son visibles en 10.000 hectáreas del sureste leonés
El consejero de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León, Carlos Fernández Carriedo, anunció que los técnicos de su departamento y de Agricultura han encontrado el producto que eliminará la plaga de ratones de campo que arrasa los cultivos de la comunidad. La próxima semana la Junta dará a conocer a las cámaras agrarias provinciales el producto que pondrá fin a la plaga de topillos con la intención de facilitárselo y que ellas lo distribuyan en los cultivos con una proporción de 20 kilos por hectárea, aseguró el consejero. Fernández Carriedo explicó que las consejerías de Medio Ambiente y Agricultura de la Junta de Castilla y León han estado trabajado conjuntamente para estudiar las medidas que acaben con esta plaga sin perjudicar a otras especies ni dañar la biodiversidad de cada zona y «parece que finalmente se ha dado con el producto que elimine al roedor sin causar daños en otras especies», aseguró. Además matizó que las lluvias del otoño, las suaves temperaturas de este invierno y ausencia de heladas han sido las causas principales de que estos roedores no hayan desaparecido como sucedía otros años. La plaga, que comenzó a detectarse a finales de verano y afecta sobre todo a la comarca del sureste leonés, limítrofe con las tierras de campos de Palencia y Zamora, y se hace presente especialmente en el entorno de la localidad de Escobar de Campos. Desde otoño La presencia de los roedores en los cultivos se acentuó con las lluvias del otoño y las altas temperaturas de este invierno lo que ha ocasionado que haya grandes superficies donde ha habido que volver a sembrar dados los daños causados por los roedores, según aseguran y han denunciado los sindicatos agrarios. Los agricultores advierten de que este tipo de ratones o topillos que han tomado los sembrados leoneses de la comarca más próxima a Sahagún tienen un ciclo reproductivo de apenas dos meses con lo que si no se pone remedio se podría llegar a la primavera con una plaga masiva que podría afectar a otros parajes, vaticinan los profesionales del campo. Algunos colectivos piden la aplicación de las ayudas a través de Agroseguro.

La Junta facilitará el producto para acabar con la plaga de roedores
Comentarios