martes 20/10/20

Laciana, en similar situación

En el caso de Laciana, se mantienen sin sellar un total 32 instalaciones mineras contaminantes, pozos, chimeneas o bocaminas del municipio de Villablino que presentan un alto índice de peligrosidad. En este caso, la Junta de Castilla y León y el Ayuntamiento de Villablino ya han abordado la necesidad de cerrar todas las explotaciones con riesgo para evitar posibles accidentes. Concretamente, en la pedanía de Caboalles de Abajo se ubican diez instalaciones mineras de estas características, entre las que se encuentra el Pozo María, la explotación señera de MSP que se encuentra en un lamentable estado de abandono. En el pueblo de Orallo se encuentran seis elementos que figuran en el listado. Ahí se ubican el Pozo Calderón y la explotación del Feixolín, una zona considerada de alta peligrosidad en sus diferentes planos. A estas poblaciones le siguen, Robles y Caboalles de Arriba, con un total de tres en cada una de las pedanías mientras que con dos elementos de este tipo se encuentran Lumajo, Villaseca, Sosas, San Miguel y Villablino.

Laciana, en similar situación