miércoles 27/1/21
Campaña

León pierde 11 resineros y, con 58.000 pinos menos, la producción baja un 16%

La extracción de miera en 2020 rondó las 614 toneladas, lo que supone una disminución de 122 toneladas respecto a 2019

En la última década la actividad resinera se había ido consolidando como un sector en alza en la provincia leonesa, sin embargo, en los dos últimos años ha experimentado un bajada en cuanto al número de resineros. Muestra de ello es que la campaña de extracción de miera de 2020, que ha acabado recientemente, ha sufrido una disminución del 16% de la producción respecto a la de 2019.

En concreto, la producción de resina en la provincia leonesa arrojó esta campaña 613.944 kg con un total de 204.648 pinos sangrados, lo que supone una disminución de 122.184 kg de miera en comparación con los datos de la campaña de 2019 en la que se resinaron un total de 263.010 pinos, según los datos facilitados por el Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León.

Otras causas

El precio de la resina ha bajado en el mercado en 2020 cerca de un 20% respecto al año pasado

El principal detonante de esta disminución de la producción en 2020 ha sido que han dejado la actividad 11 resineros —manteniéndose activos un total de 51—, lo que supone una bajada del 18%, respecto a 2019; lo cual se ha se traducido en que se han dejado de resinar este año en la provincia 58.000 pinos y que ha traído consigo una bajada del 22% de los pinos sangrados frente a la campaña de 2019.

Unos datos los de 2020 que no invitan al optimismo dado que se sitúan por debajo de los de 2016 —donde el sector superó las 630 toneladas de producción con más de 225.00 pinos sangrados trabajados por 50 resineros—, año en el que la actividad resinera en la provincia apuntaba al crecimiento tras doblar prácticamente en tres años el número de resineros —puesto que en 2013 se contabilizaban 28 personas dedicadas al sector—.

Apuesta decidida

Diputación y Uned han creado un curso para formar a nuevos resineros en zonas sin tradición

Entre las zonas más afectadas por la reducción de la actividad se encuentra Tabuyo del Monte —donde existe una buena tradición por el sector—, que ha visto como de los 36.912 pinos sangrados por seis resineros en 2019 ha pasado a los 13.533 pinos resinados por tan solo dos resineros en 2020; así como Castrocontrigo que ha pasado de 16.034 pinos sangrados por tres resineros en 2019 a 3.417 pinos sangrados por solo un resinero.

Por su parte, Pobladura de Yuso sigue siendo la zona de la provincia en la que más pinos son sangrados con 41.768 por nueve resineros—misma cantidad que en 2019—, seguida de Villaviciosa de la Ribera donde se han resinado 31.013 pinos por diez resineros —que sufre un pequeño descenso respecto al año anterior en el que se resinaron 36.372 por doce resineros—.

Pese a ello, por lo general algunas entidades locales menores —que son las dueñas de los montes— siguen manteniendo más o menos el mismo número de pinos. La novedad esta campaña se encuentra en Castrocalbón donde un resinero ha comenzado a extraer miera en 5.832 pinos.

Poca rentabilidad

Bajo el prisma de la Junta, la bajada de la producción y del número de resineros se debe en gran medida a las circunstancias actuales del sector resinero y la disminución del precio de la miera en el último año, en torno al 20% —puesto que ha pasado de pagarse a 0,90 €/kg cuando en 2019 el precio era de 1,07 €/kg—.

«Dichas circunstancias, conocidas por la Administración Autonómica así como por las entidades locales, se están intentado compensar por nuestra parte mediante inversiones en los montes en trabajos selvícolas planificados y supervisados por el personal técnico del Servicio Territorial de Medio Ambiente», destacan desde la Junta, que aseveran que, en concreto, «se van a realizar desbroces manuales en varias de las matas en resinación, dentro de los términos municipales de Quintana y Congosto, Luyego y Castrocontrigo, con el fin de aumentar la transitabilidad en ellas, facilitando las labores de recogida de la miera. Al mismo tiempo estos desbroces también favorecen la prevención de incendios de dichas masas».

No obstante, cabe destacar la reciente apuesta de la Diputación de León por el sector, que junto a la Uned va a poner en marcha la formación para incentivar la actividad resinera en zonas de la provincia de León sin tradición.

León pierde 11 resineros y, con 58.000 pinos menos, la producción baja un 16%
Comentarios