lunes. 08.08.2022

La historia medieval de Mansilla de las Mulas está en cada uno de los rincones de la localidad, pero se exhibe de forma especial durante sus jornadas medievales, que celebran este fin de semana su vigésimo séptima edición. Como siempre, en el fin de semana de julio más próximo a la festividad de Santiago. Unas jornadas que «simbolizan la esencia de aquellos acontecimientos que hace siglos marcaron el carácter de Mansilla», y de los que sigue haciendo gala.

Las jornadas se celebran el sábado y domingo, y ofrecen un amplio programa de actividades, además del ambiente que durante todo el fin de semana inunda las calles de la localidad. El plato fuerte es, desde luego, el torneo medieval, que se celebra el domingo a las 20.00 horas y que reúne a escuderos, caballeros, juegos de habilidad, combates de espada y lanza,... El paraje del Postigo acoge en una edición más este espectacular combate, al lado de la imponente muralla.

Entre las actividades más llamativas de las jornadas medievales de Mansilla de las Mulas está el Festival Filando, que en esta edición que retoma la fiesta tras la pandemia llega a su novena edición. Se trata, según explica el Ayuntamiento (que lo organiza el colaboración con la Diputación) de «una cita con la memoria y las raíces, con la oralidad y las tradiciones, a través de músicos y contadores de historias».

Este festival incluye actividades para todas las edades, y comienza hoy viernes con un filandón a cargo de Manuel Ferrero y Rodrigo Martínez, que tendrá lugar en el Museo de los Pueblos Leoneses. Un concierto de música tradicional a cargo del grupo lacianiego D’Urria y espectáculos de títeres y teatro de calle forman parte de la propuesta de esta singular cita.

Las jornadas medievales inundan Mansilla con medio centenar de puestos de artesanía, decoración medieval en las calles, animación de calle con juglares, bufones, músicos y malabaristas, talleres demostrativos de oficios (desde hierro a vidrio o cerámica); juegos infantiles, puestos de restauración, espectáculo de fuego en la oscuridad, música folk,... Una propuesta de la que presume Mansilla desde 1994.

Mansilla es villa medieval, y no olvida su historia
Comentarios