martes 24/5/22
                      Entre las marcas se encuentra una ganadería de carne. OMAÑAYLUNA.COM
Entre las marcas se encuentra una ganadería de carne. OMAÑAYLUNA.COM

Valles de Omaña y Luna acaba de iniciar los trámites para solicitar la marca nacional Reservas de la Biosfera Españolas, para productos y servicios que ya cuentan con la marca propia de este espacio natural protegido.

La marca Reserva de la Biosfera Valles de Omaña y Luna constituye un distintivo que avala como socialmente y ecológicamente responsables a los productos y servicios que se desarrollan dentro de este territorio amparado por la Unesco.

La reserva, que ya cuenta con 18 empresas con esta marca, otorga este distintivo a aquellos proyectos que contribuyan al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible y promuevan su conocimiento entre habitantes, empresas y otras organizaciones del territorio.

Va dirigida a todos los productores, promotores, establecimientos y entidades que desarrollen su actividad dentro del territorio de la Reserva de la Biosfera Valles de Omaña y Luna, a aquellos que fabriquen o elaboren sus productos con recursos y materiales mayoritariamente provenientes del territorio y a aquellos que fabriquen o elaboren elementos divulgativos con objeto de promocionar este espacio.

De las 18 empresas leonesas con este distintivo cuatro son alojamientos rurales, ocho son empresas de miel, una de cosmética natural, dos ganaderías, una de servicios, otra de turismo activo y otra de organización de eventos.

Por su parte, la marca de calidad Reservas de la Biosfera Españolas, creada en 2016, por el Organismo Autónomo Parques Nacionales, se concibe con la idea de destacar y diferenciar aquellos productos artesanales y naturales de los territorios reconocidos como Reservas de la Biosfera, así como los productos elaborados y servicios de los municipios que pertenecen a las reservas y que contribuyan a cumplir con las funciones básicas de conservación, desarrollo y apoyo logístico de las mismas, siempre de acuerdo con el plan de gestión de la correspondiente Reserva, respetando así las singularidades de cada una de ellas.

Con ello se pretende promocionar el concepto de Reservas de la Biosfera distinguiendo aquellos productos y servicios de sus territorios siempre que contribuyan a cumplir con las funciones básicas de conservación, desarrollo y apoyo logístico de las mismas

La marca Valles de Omaña y Luna suma 18 empresas