lunes 25/10/21
Tratamiento ambiental de la N-621

Más de 3 millones para el control de la mejora de la carretera León-Santander

glorio
El puerto de Potes da acceso a León. DL

La Dirección General de Carreteras del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITMA) ha licitado por un importe de 3.094.195,34 euros el control y vigilancia de las obras de mejora de plataforma y tratamiento ambiental de la carretera N-621 de León a Santander por Potes.

Concretamente, según se desprende del anuncio publicado este miércoles en el Boletín Oficial del Estado (BOE), en el tramo entre Castro Cillórigo (Cantabria) y Panes (Asturias), a su paso por el desfiladero de la Hermida, en paralelo al curso del río Deva.

El plazo para la recepción de ofertas o solicitudes de participación se cerrará a las 15.00 horas del próximo 1 de octubre.

La obra principal de acondicionamiento, que se licita por 95,7 millones de euros y mejorará un tramo de 17,2 kilómetros de esta vía, requieren de un servicio complementario para velar por el cumplimiento de las especificaciones técnicas y la normativa vigente en materia de carreteras.

En este sentido, el servicio se encargará del estudio y análisis de los procedimientos en ejecución, el control de la ejecución de la obra, el seguimiento económico, el programa de vigilancia medioambiental y el control de la subcontratación.

Las obras de mejora de la N-621 se adjudicarán a finales de este año y comenzarán en 2022 con un plazo estimado de duración de cuatro años, según indicó en junio el secretario general de Infraestructuras del MITMA, Sergio Vázquez Torrón, en su visita a la zona.

Una actuación con un "importe económico considerable" que supondrá ejecutar "una obra con casi precisión quirúrgica" para respetar el paisaje y los valores medioambientales de "este entorno espectacular".

Acceso a la cornisa cantábrica

La N-621 es la única vía de acceso desde la cornisa cantábrica hacia los valles de Camaleño, Liébana y Picos de Europa. A partir de la localidad de Potes, la carretera encara el puerto de San Glorio, a través del cual se accede a la provincia de León.

Tiene un tráfico medio de 2.500 vehículos diarios, llegando a triplicarse en horas puntas durante los meses de verano debido al alto interés natural y paisajístico de la zona.

El objetivo de esta actuación pasa por resolver y garantizar la accesibilidad, además de asegurar la continuidad de la circulación y mejorar la seguridad vial. Todo ello sin perder de vista los altos valores ambientales del entorno.

La N-621 suma 174 curvas de un radio menor a 100 metros, de las cuales 11 tienen incluso menos de 25 metros.

Con esta actuación, se pretende aumentar la seguridad y confort de los usuarios configurando una plataforma de dos carriles de tres metros de anchura, arcenes de un metro, cunetas de 0,50 y 0,50 más para los sistemas de contención.

Para ello, es precisa la construcción de 1.175 metros de estructuras laterales apoyadas, 2.556 metros de muros y 9.261 metros de voladizos.

También se reforzarán los sistemas de protección de la calzada contra desprendimientos de rocas de las laderas del desfiladero, se mejorarán de los sistemas de contención contra la caída de vehículos al río, y se crearán nuevas zonas de estacionamiento y descanso. 

Más de 3 millones para el control de la mejora de la carretera León-Santander
Comentarios