domingo 22/5/22

Son auténticos emblemas de las carreteras de la provincia, pero deben adaptarse a la actual normativa en materia de seguridad, ya que la mayoría no cumplen con las distancias mínimas ni tienen las señalizaciones y la iluminación que obliga la ley.

Los siete túneles que serán remodelados en León son de corta longitud, bidireccionales y discurren por carreteras nacionales.

El más antiguo de todos es el de La Pola 1. Es interurbano, aunque discurre por la N-630, donde soporta un volumen de tráfico de 5.894 vehículos diarios.

Los de Tueiro, en Villamanín. La Gotera, en La Vid de Gordón y el de Santa Lucía, transcurren también por la N-630, aunque soportan un tráfico menor, concretamente de 3.762 vehículos al día. Estos tres túneles fueron puestos en funcionamiento en 1974.

Los de la zona de la montaña oriental leonesa, Presa de Riaño, Remolina y túnel de Riaño son los más recientes. Su construcción data de 1986. Todos ellos discurren por la N-621 y soportan un volumen de tráfico de 1.078 vehículos diarios.

El de Riaño es de los más emblemáticos ya que atraviesa el embalse.

El más antiguo tiene 64 años y soporta hasta 5.894 coches al día
Comentarios