sábado. 02.07.2022
Juan Carlos Suárez Quiñones, consejero de Fomento y Medio Ambiente

«El medio rural tiene que ser el motor de la recuperación en este momento histórico»

quiñones
El consejero Suárez-Quiñones, ayer, durante su intervención en el Congreso. RAMIRO

El consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez-Quiñones, clausuró ayer el III Congreso sobre Despoblación con una intervención en la que destacó la «cobertura informativa y formativa, seria y rigurosa que no tiene precedentes en ningún medio de comunicación» sobre un tema tan relevante como el reto demográfico. Para el consejero, es necesario «buscar un tratamiento ‘quirúrgico’ y urgente contra la despoblación», una situación que afecta especialmente al medio rural. Suárez-Quiñones reclamó que «no se normalice» el concepto de España Vaciada, porque «no nos podemos conformar con que sea algo normal hay que tiene un significó fatídico». Desde el Club de Prensa del Diario de León quiso lanzar «un mensaje de optimismo y de ilusión, de esfuerzo y de responsabilidad por el trabajo», recordando que estamos ante «un momento histórico por la oportunidad que nos brindan los fondos europeos y tenemos que aprovecharlo».

A su juicio, el medio rural «tiene que ser el motor de la recuperacion, a través de estos fondos europeos» para lo que hay «un compromiso inquebrantable de la Junta», que está dispuesta a animar al resto de las administraciones. Según valorado, «solo con la unión de lo publico y lo privó vamos a curar esa enfermedad», ya que «con los fondos europeos es ahora o nunca». El consejero recordó las cuatro líneas de actuación que marca Europa, con la transformación ecológica, la digital, la cohesión territorial y la igualdad de la mujer. «Tenemos unos mimbres muy importantes», consideró Suárez-Quiñones, que se refirió a la presentación hoy de los presupuestos de la comunidad para 2022 con 12.735 millones de euros, «el más alto de la historia» y que incluyen ya un primer paquete de los fondos europeos. afirmó que las cuentas de la consejería que dirige crecen un 28%, hasta los 800 millones de euros, 200 más que en el año anterior. «Es una consejería muy inversora, con un crecimiento del 52,6%, de 560 millones de euros», aseguró el consejero, que matizó que «la inmensa parte de la inversión es en nuestros pueblos». Precisamente para el medio rural van a suponer «mucho» estos fondos de la transformación económica, afirmó Suárez-Quiñones, que se refirió a los nuevos parques de energía renovables proyectados que suponen «generación de empleo y recursos para las juntas vecinales que podrán dar mejores servicios y equipamientos a sus vecinos». Siempre, incidió, «haciéndolo con sensatez y de forma ordenada» por lo que recordó al Gobierno que tienen la obligación de regular la implantación de las renovables, como va a hacer la Junta con los parques más pequeños.

Entre las inversiones que van a recaer sobre el mundo rural, destacó la reducción de emisiones de CO2, que promoverán la repoblación de los bosques, el tratamiento de residuos, la eficiencia energética y la transformación digital. Sobre este último aspecto, valoró la resolución de la última convocatoria del Plan Unico, que permitirá facilitar la inversión de 32 millones de euros en León para llevar la banda ancha ultrarrápida a los núcleos rurales. También aludió a las ayudas a la vivienda, tanto en alquiler como en venta, dirigidas especialmente a los jóvenes, así como la inversión de 300 millones en depuración de aguas que beneficiará también a los ríos trucheros. Abordó el acceso a la sanidad y al transporte a la demanda, que considera una verdadera actuación «de cohesión social y territorial» para llevar el transporte público a los 6.200 pueblos de Castilla y León. El consejero también destacó las inversiones en educación y para combatir la soledad, así como la política de incentivos fiscales para el medio rural.

«El medio rural tiene que ser el motor de la recuperación en este momento histórico»
Comentarios