viernes. 09.12.2022
Mansilla de las Mulas

Miguel Gago deja la alcaldía y acusa a la oposición de ser «destructiva»

La edil no adscrita afirma que su grupo nunca la tuvo en cuenta
Un momento del Pleno en el que Gago presentó su dimisión. MARCIANO PÉREZ

Las peripecias políticas en el Ayuntamiento de Mansilla de las Mulas llegaron ayer a su punto álgido con la dimisión del alcalde, el popular Miguel Ángel Gago, quien argumentó que la oposición, no le ha dejado trabajar. Llega el ecuador del mandato político y los vaivenes entre el PP y UPL han dejado un panorama bien diferente al que salió de las urnas en las elecciones municipales de mayo de 2019, que dejaron un arco municipal con cuatro ediles para el PP, tres para el PSOE y dos para UPL.

Después de conseguir la alcaldía en minoría —gracias a la abstención de los dos concejales de UPL en la votación—, el PP ‘engordó’ sus filas precisamente con una edil leonesista, Eva Rodríguez, que decidió abandonar las siglas de su partido para convertirse en no adscrita y formar parte del equipo de gobierno municipal.

Sin embargo, el pasado mayo, una edil popular, Mariola Barredo, resolvió devolver la jugada y dejar en la estacada al PP para pasar a ser concejala no adscrita en la oposición.

Contra la oposición

«Lo honesto hubiera sido no bloquear ni criticar toda la labor municipal», se lamenta el exalcalde

En una carta hecha pública ayer por la mañana, el ya exalcalde de Mansilla de las Mulas ha culpado de su decisión a «la maniobra caprichosa e irresponsable de una concejala tránsfuga, a la que la oposición» y por cuya causa, todos los proyectos previstos para el municipio «se han visto liquidado de golpe». Gago, que espera que «los vecinos sabrán poner en su sitio con el tiempo» a la edil tránsfuga asegura que esta y sus nuevos socios «han logrado bloquear nuestro funcionamiento municipal, suprimiendo las juntas de gobierno y cambiando los plenos de día para que no tengamos una mayoría que nos permita sacar adelante las iniciativas». «Cambiar la fecha de los plenos con esa intención no es una maniobra constructiva ni pensar en el pueblo, es solo entorpecer la operatividad municipal y es solamente maldad», añade el exalcalde, quien considera que la oposición en Mansilla» ha sido destructiva, a causa de las dos personas que lideran esa oposición». «No es un problema ideológico ni político, hemos tenido excelente relación con alcaldes y concejales del entorno y con dirigentes de otras instituciones como la Diputación, a pesar de ser de otro color político», matiza Gago, aunque insiste en que «aquí, a nivel local, esa oposición ha sido nociva, negativa en cuanto a permitir la labor de este equipo de gobierno; no necesitábamos que nos ayudasen, no contábamos con eso, pero lo honesto hubiera sido no bloquear ni criticar toda la labor municipal». «Ahora han dado un paso más y no nos dejan trabajar», asegura el exregidor, una circunstancia que «nos impiden gobernar y nos vamos sin querer hacerlo».» Nos vamos apenados por lo que nos quedaba por hacer, pero orgullosos de lo que hemos hecho. Otros no pueden decir lo mismo», finaliza.

Por su parte, la concejala no adscrita Mariola Barredo, calificó ayer las palabras del alcalde como «acusaciones y declaraciones subjetivas y faltas de moral» y asegura que su decisión de abandonar el PP ha sido tomada ante la imposibilidad de trabajar en equipo con mis excompañeros y de no hacerme partícipe del trabajo diario del Ayuntamiento desde el comienzo de la legislatura, y de sentirme como una marioneta que solo vota en los plenos lo que ellos decidían, sin tener en consideración mis posturas (en algunos casos contrarias a las suyas)». Barredo, que niega que haya sido influida y asegura tener «juicio propio» insiste que se ha visto «obligada» a salir del equipo de Gobierno, «no sin antes, haberles hecho sabedores, en varias ocasiones, de mi descontento con su forma egoísta de trabajar».«Quiero recalcar que no hubo pacto con la oposición, antes de ser Miguel Gago proclamado alcalde, y asegurarnos así la mayoría absoluta, sólo y exclusivamente porque el exalcalde nunca se mostró a favor de esta situación», añade la edil, quien asegura que Gago «ya tuvo intención de dimitir a los pocos meses de proclamarse alcalde». «Debería de dejar todos los cargos aunque eso le supusiera cambiar su trabajo a otra provincia...» añadió Barredo, quien considera que su salida del equipo de Gobierno, «ha sido la excusa perfecta para que Miguel Gago pueda dimitir, echando la culpa de su decisión a la oposición y a mi misma». Finalmente, la concejal no adscrita se dirige a Gago: «cada uno es dueño de sus actos.señor exalcalde, si tan difícil es estar en el Ayuntamiento de Mansilla, déjelo del todo, por el bien de todos y para que personas competentes podamos seguir mirando por el bienestar del pueblo y no por el nuestro propio».

Miguel Gago deja la alcaldía y acusa a la oposición de ser «destructiva»
Comentarios