lunes. 05.12.2022

El edificio nunca llegó a tener la función de casa consistorial. En la época barroca se destinaba a lugar de contemplación de los espectáculos de todo tipo que se celebraban en la plaza y estaba reservado al señor de la villa, o a los regidores. Por lo tanto, las dos plantas eran prácticamente diáfanas y con la escalera situada aproximadamente en el mismo lugar. El edificio estuvo abandonado durante el siglo XIX. En el XX hasta 1972 fue reutilizado como oficina de telégrafos. Después se usó como juzgado de paz y oficina de correos hasta 2009. Desde entonces ha permanecido en desuso, lo que ha motivado su deterioro. En 2017 se realizó una intervención de urgencia por parte de la Junta de Castilla y León.

Nunca llegó a ser casa consistorial
Comentarios