domingo. 25.09.2022

Una osa madre de dos crías es el ejemplar que da los sustos en Laciana

La FOP confirma la presencia del plantígrado, que el jueves se revolvió contra otro paseante
oso2
José Antonio Suárez muestra el lugar donde apareció la osa. V. A.

Una osa madre de dos crías es el ejemplar que se está ‘revolviendo’ contra los paseantes de Laciana. La identidad del plantígrado ha sido confirmada por la Fundación Oso Pardo (FOP) después de que un nuevo vecino recibiera otro susto durante su paseo por las inmediaciones del pozo Calderón. El relato de José Antonio Suárez es similar al que sufrió apenas 72 horas antes un vecino de Villager, que tuvo que esquivar a la osa saltando una valla y subiéndose a un árbol cuando la osa echó a correr hacia él.

Respecto al encuentro del jueves, Suárez asegura que el animal apareció «a tan sólo 10 metros de mí». «Pasé miedo» reconoce este lacianiego que fija la hora del suceso en torno a las seis y media de la tarde, cuando caminaba por la carretera general que une el pueblo de Orallo con Villager. «Al ir bajando oí ladrar unos perros, pero no hice caso» pero un poco más abajo y a pocos metros de la antigua explotación minera “oí un fuerte rugido detrás de mí, me giré un poco y vi un oso grande” que salía de una zona arbolada dirección a la carretera. En este momento, José Antonio comenzó a correren dirección a la mina, un lugar muy conocido para él en el que trabajó hace años. Su intención era llegar a la bocamina, sin embargo una vez que estaba en la entrada a la parcela de la explotación pudo comprobar como el plantígrado no le seguía, y ya tan sólo se acercaba una pareja en su vehículo para ofrecerle ayuda.

Las causas

La FOP cree que la hembra estaba escapando de algún macho o que la zona es de comida fácil

«Les estoy muy agradecido, porque en ese momento estaba muy nervioso», aclara el lacianiego que no recuerda bien las características del plantígrado. «Tan sólo sabía que era de gran tamaño» y tampoco pudo saber si era macho o hembra, ya que no había visto crías junto al oso adulto.

Tanto él, como el otro vecino afectado, José Manuel Rodríguez, que vio el oso a 30 metros de distancia, han puesto lo sucedido en conocimiento de la Fundación Oso Pardo (FOP) que, tras llevar a cabo las investigaciones oportunas, ha podido comprobar que el plantígrado que se paseó esta semana por esta zona se trataba de una osa con dos crías. «Nosotros la hemos visto, incluso algunos viandantes afirman haberla visto también», recalcó ayer el presidente de la FOP, Guillermo Palomero, quien explica que en el primero de los encuentros, producido el pasado lunes, no tienen dudas de que se trató de una carga disuasoria, en donde el oso carga con actitud agresiva y frena antes de llegar a la posición del humano para volver a alejarse enseguida. Mientras que en el segundo caso se trataba de «mandar marchar» de esta zona al humano, aunque Palomero afirmó que «entendemos que el susto es grande, pero no es una osa peligrosa», matizó.

Sin echar a correr

La fundación recomienda en estas situaciones aguantar, hablarle y moverse tranquilamente

Desde la fundación no saben explicar con exactitud las causas de la aparición de esta osa en una zona con mucha actividad humana, pero apuntan que existen dos opciones. «Estaría escapando de algún macho o bien es una zona de comida fácil», asegura el presidente de la fundación, quien recomienda que ante estas situaciones «se tiene que aguantar, hablarle y moverte tranquilamente, sin perder de vista al plantígrado». Aunque reconoce que es difícil llevar a cabo esta maniobra y que «el miedo nos puede llevar a correr y gritar. Es lo normal».

Por su parte, fuentes de la Delegación territorial de la Junta de Castilla y León afirmaron que la administración está al tanto de estas apariciones y aconseja a los lacianiegos seguir las recomendaciones de la FOP. Dichas fuentes aseguraron también que permanecen alerta de lo que está sucediendo en la comarca.

Una osa madre de dos crías es el ejemplar que da los sustos en Laciana
Comentarios