sábado 25.01.2020

Los pacientes rurales ya ven habitual toparse con avisos en vez de con médicos

«En Villar de Golfer el médico pasa una vez al mes y si no viene, nos quedamos dos meses sin tener consulta»
Mosaico con los carteles colocados en varios consultorios médicos de la provincia de León. DL
Mosaico con los carteles colocados en varios consultorios médicos de la provincia de León. DL

Pasan los años y la precariedad de la atención médica del mundo rural sigue siendo palpable, o peor, tal y como aseguran varios de los alcaldes de la provincia consultados. Uno de los mayores problemas de los consultorios es la ausencia de médicos a causa de los días de descanso, de guardia o de vacaciones de los propios profesionales, dejando a los pueblos sin médico durante semanas y algunos durante meses.

Incesante es este problema en la comarca de la Maragatería. Según señala el alcalde de Luyego, Luis Martínez, «el tema de las consultas sigue parecido desde hace años y no ha mejorado nada». «Aquí de momento siguen avisando con un papel de cuando no van a venir en general y al consultorio al que tenemos que ir si lo necesitamos», manifiesta el regidor, que lamenta: «lo que no puede ser es que pasen más de x días sin que el pueblo haya podido tener consulta». Al respecto, argumenta que «en el caso de Villar de Golfer el médico pasa una vez al mes, pero si da que el día que le toca ir ha tenido guardia y no puede venir, el pueblo se queda sin consulta dos meses». A juicio de Martínez, «lo peor de esto es que al final a los vecinos les toca desplazarse hasta otros consultorio con médico sin tener con qué medio ir alguna gente o pasan dos meses y no han ido al médico». Pese a ello, confirma que han hecho llegar sus quejas a los coordinadores del centro de salud de Astorga II «pero no nos han dado ninguna solución».

Similar situación sufren en la Cepeda. El alcalde de Villamejil, Luis Alfonso Álvarez, asevera que «seguimos con la misma historia de siempre. Cuando hay guardia, al día siguiente no tenemos consulta»; por lo que asiente que «el problema lo tenemos en los pueblos en los que solamente hay una consulta por semana y coincide que el médico ese día tiene la libranza de guardia y entonces el pueblo se queda una semana sin médico y los vecinos tienen que desplazarse a otro consultorio». No obstante, muestra su «descontento» porque «es una circunstancia que ha habido siempre y que se agudizará cuando haya más bajas, vacaciones o cuando se jubile el médico». De hecho, piensa que «es un problema a corto-medio plazo que esta ahí y la solución creo que sería contratar más médicos porque si hay profesionales, no se da esta situación». Aún así, estima que «es una carencia que no va a cambiar y, si cambia, va a ser para peor porque no hay miras a mejorar el sistema».

Un cambio repentino de consultas que también reprochan en la comarca de la Sequeda. El alcalde de Valderrey, Gaspar Miguel Cuervo, afirma que «seguimos sufriendo el mismo problema de siempre porque no se están cubriendo ni las libranzas de guardia ni las vacaciones como se debe». El regidor explica que esta misma semana en su consultorio municipal está de vacaciones la médica, «algo a lo que no ponemos pega porque está en su derecho», pero critica que «lo que tenía que haber para cubrir su sustitución es un médico de un área, no que la sustitución la esté haciendo otra médica que tiene que atender otro consultorio municipal». En su caso, Cuervo detalla que «en el consultorio de Valderrey la consulta del pasado miércoles en vez de ser de diez a dos de la mañana como siempre, fue de tres a cinco de la tarde por las vacaciones de la médica y hemos tenido que cambiar toda la coordinación que tenemos, es decir, cambiar el autobús que utilizamos para que la gente pueda venir a recibir atención y avisar a los vecinos».

En la Montaña Central Leonesa es un problema también patente. El alcalde de La Robla, Santiago Dorado, asegura que «en los diez consultorios del municipio no se cubren las ausencias del personal médico por vacaciones, bajas o permisos; lo que provoca que en los consultorios de las pedanías no haya médicos en días o semanas concretas teniéndose que desplazar los pacientes a La Robla». No obstante, los alcaldes de Matallana de Torío, La Pola de Gordón o Garrafe de Torío, destacan que en sus municipios no existen ningún problema relacionado con la falta de consultas y que los vecinos están atendidos perfectamente.

Información elaborada por: A. Rodríguez, J. M. Campos, A. Díaz, V. Araujo, M. Suárez.

Los pacientes rurales ya ven habitual toparse con avisos en vez de con médicos