lunes 1/3/21
Nuevo recurso turístico en Sabero

El patrimonio geológico e industrial hacen camino

El Ayuntamiento trabaja para poner en valor el bosque fósil de Alejico, uno de los mejor conservados de Castilla y León, que unirá, a través de una nueva senda, a la Ruta de las Minas, que ya recibe la visita de miles de personas
Uno de los tesoros que esconde la cueva de Valdelajo. CASTRO

El Ayuntamiento de Sabero está trabajando en la puesta en valor del Bosque fósil de Alejico, uno de los yacimientos de este tipo mejor conservados de la comunidad. Se están llevando a cabo trabajos de apertura de una senda para llegar hasta el yacimiento y su unión con la famosa Ruta de las Minas. También se instalará un panel explicando la formación y la importancia de este Bosque fósil.

Así la ruta de las Minas, que recibe miles de senderistas al año, tendrá una nueva variante con este elemento de gran valor geológico, que sumada a la anterior variante que pasa por el Roblón de la Plata, convertirá a esta ruta en una de las más completas y didácticas de la provincia, aunando un gran patrimonio histórico, industrial, geológico y natural.

El bosque fósil de Alejico

En la Cuenca Carbonífera de Sabero, en la montaña oriental leonesa, se encuentra el pequeño pueblo de Alejico, conocido también como El Benjamín del Esla, donde se existe uno de los yacimientos de bosque fósil mejor preservados.

La explotación a cielo abierto, que lo alberga, cerró hace varias décadas. Trescientos millones de años antes sus estratos rocosos, formados por areniscas con restos vegetales, se deformaron colocándose verticalmente. De estos estratos sobresalen troncos fósiles y raíces de árboles ya extintos, como los Calamites o Sigillaria, cuyos restos aparecen en posición de vida o caídos.

Si nos remontamos al final del periodo carbonífero y devolvemos a su posición original los estratos de roca, veremos que la zona de Sabero era muy diferente a como la conocemos hoy en día. Grandes y extensos bosques que crecían en las actuales Francia, Inglaterra y Estados Unidos, prosperaban en ambientes pantanosos como el que ocupaba Alejico. Grandes árboles como Sigillaria o Lepidodendron, de más de 25 metros de altura, formaban bosques que se extendían cientos de kilómetros sobre la superficie de un antiguo continente, hoy desaparecido, llamado Pangea.


Mirador de Vegamediana. CASTRO

Patrimonio turístico

El Consistorio lleva más de una década trabajando continuamente en poner en valor los enormes recursos naturales y del patrimonio industrial y minero como una alternativa turística para recuperar, poco a poco, la vida socio económica del Valle. Primero fue el Museo de la Siderurgia y la Minería, ubicado en la Ferrería de San Blas y denominada como La Catedral del Hierro, que ha impulsado el resto de iniciativas desde el año 2008 que entró en funcionamiento, y que ha servido como motor del turismo, la cultura y el entretenimiento. El Canal de Aguas Bravas se ha consolidado y ha pasado de acoger competiciones regionales y nacionales, a ser sede del próximo campeonato de Europa de Piragüismo en el próximo verano.

Las rutas de senderismo se abrieron paso y cogieron auge, con la homologación de la Ruta de las Minas, que cuenta con un recorrido de nueve kilómetros por paisajes excepcionales y resto del patrimonio minero de la Cuenca de Sabero. Por los senderos de esta ruta pasan miles de personas al año, especialmente en primavera y verano; pero también es practicada en los meses de invierno, incluso con nieve. Empieza y finaliza en el Museo, pasando por los márgenes del río Esla y su Canal de Aguas Bravas. Hace pocos años, el Ayuntamiento inauguró la primera variante con el acceso al Roblón de la Plata, un roble de más de seiscientos años de antigüedad y con un perímetro de más de cinco meteros.


Uno de los tesoros que esconde la cueva de Valdelajo. CASTRO

A raíz del éxito de esta ruta, el Ayuntamiento, trabajó para poner en funcionamiento otras, especialmente por la parte sur del municipio; estableciendo la Ruta de los Miradores, que se inicia en cualquier punto del Valle para llegar al paraje de Las Ruedonas, los restos del Castillo de Aquilare hasta llegar al Mirador del Castro, desde donde se ve el impresionante macizo de Pico Moro y Peña Rionda, y las instalaciones mineras del Vegamediana que da nombre a un nuevo mirador para ver Peñacorada y el resto de las abandonas instalaciones industriales. Desde ahí se accede al mirador de Vegabarrio, donde existen unas magníficas vistas a Cistierna, Vegabarrio, Los Rejos, Peñacorada y a la Peña del Castillo de Aquilare. En el año 2018 se incrementó el trayecto de las rutas de senderismo recuperando la vieja Torreta minera de Olleros de Sabero, desde donde se divisan las instalaciones del último pozo activo de La Herrera II, en Sotillos de Sabero, y las localidades de Olleros y Sahelices de Sabero. Todas ellas unidas forman un recorrido circular por el Valle de Sabero, con parada en la espectacular Cueva de Valdelajo. Pequeña cavidad que cuenta con bellas formaciones calcáreas creada durante miles de años y descubierta, casualmente en 1998. Auténticas joyas de las que cabe destacar estalactitas de diversos tamaños, banderas, columnas, macarrones de un blanco puro y pequeños gours en el suelo, componen un mosaico de formas pétreas en el que destacan las instalaciones forradas con cristales de aragonito.

El patrimonio geológico e industrial hacen camino
Comentarios