jueves 19.09.2019

Picos alerta de que las restricciones a los trails frenan su promoción turística

Las nuevas normas obligan a suspender o cambiar de trazado el Desafío El Cainejo.
Picos alerta de que las restricciones a los trails frenan su promoción turística

La vertiente leonesa de Picos de Europa destila indignación por las limitaciones que ha impuesto el parque nacional a la celebración de trails —carreras de montaña—, competiciones que, al margen de su interés deportivo, «sirven de promoción» a los establecimientos turísticos de los municipios de Posada de Valdeón y Oseja de Sajambre, destacaba ayer el presidente de la Asociación de Empresarios de Turismo Rural de Picos de Europa en León, Juan Manuel Blanco Vega, que señala que muchos de los que participan en estas pruebas de deporte extremo son luego una parte siginificativa de quienes eligen los hoteles rurales de Valdeón y Sajambre a lo largo del año.

Las alarmas saltan al conocerse las nuevas indicaciones de la comisión de gestión del parque, aprobadas antes de Navidad y que limitan aspectos como la altitud a la que podrán celebrarse las puebras, fechas e impacto en los valores naturales del parque, entre otros aspectos. De entrada, la reglamentación supone la suspensión o modificación del Desafío El Cainejo —una de las cuatro pruebas que organiza la vertiente leonesa en el parque nacional, prevista este año para el 28 de mayo— al discurrir parte de su trazado por la Senda del Cares, ruta excluida de este tipo de pruebas por la gran afluencia de visitantes que registra, establece la normativa.

Los empresarios leoneses de turismo rural apuntan que las reglas aprobadas para este tipo de competiciones —de carácter provisional hasta que el Plan Rector de Uso y Gestión (PRUG) contemple los criterios definitivos para estas— suponen «una vez más, cortar las alas a la gente que vive aquí y tiene iniciativa», señaló Blanco Vega, que recordó que, aunque las indicaciones «pueden tener su argmentación, estas montañas están así porque las gentes de aquí las han coservado de generación en generación». En su opinión, el reglamento resulta «excesivamente restrictivo» y recuerda que Sajambre fue pionera en la organización de este tipo de acontecimeintos con los Desafíos con Quique Calleja.

El presidente de los empresarios de turismo rural exigió «las mismas normas para unos y otros». Así, apuntó que en la vertiente cántabra «la gente deja echo una pena» el acceso al teleférico de Fuente Dé y se mostró excéptico en cuanto a que a la comitiva de la Vuelta a España, que en su próxima edición vuelve al parque nacional, «le limiten el número de ciclistas, como a las carreras de montaña, de manera que sólo suba una parte del pelotón y de la caravana que le sigue».

Además de el Desafío El Cainejo, prueba de Caín, el valle de Valdeón organiza cada año la Transvaldeónica —que finaliza en el refugio de Colllado Jermoso—, mientras Sajambre es escenario de La Seronda y la Cronoescalada Oseja-Vegabaño. En cada valle se celebra, además, una raquetada. «La de Valdeón excedió hace dos años el nñúmero de participantes autorizado ahora», dijo Blanco.

Picos alerta de que las restricciones a los trails frenan su promoción turística