jueves. 07.07.2022
undefined
Victorino Alonso entra en la Audiencia Provincial de León en 2019, donde fue juzgado por los daños causados en El Feixolín. RAMIRO

La acusación popular en el caso de la cueva de Chaves acaba de solicitar el ingreso en prisión de Victorino Alonso, según publicaba en su edición de ayer el 'Heraldo de Aragón'.

A la vista de los documentos aportados al Juzgado de lo Penal número 1 de Huesca, que según esa parte demostrarían que dio información «inexacta e insuficiente» sobre su patrimonio, al declararse insolvente cuando tenía cuentas millonarias en Panamá.

El empresario minero leonés fue condenado en 2016 por arrasar el yacimiento neolítico de Chaves para construir un abrevadero de cabras en su coto de Bastarás (Casbas de Huesca), pero se le suspendió la pena de dos años. Gracias en parte a su insolvencia, eludió la cárcel y el pago de 25 millones de euros de indemnización al Gobierno de Aragón por el delito contra el patrimonio.

Su nombre apareció el pasado mes de octubre en la lista de 600 españoles con sociedades opacas en paraísos fiscales. Entonces, la acción popular, ejercida por la asociación de defensa del patrimonio Apudepa, pidió anularle la suspensión de la pena y el juzgado requirió pruebas al respecto al diario El País, que participaba en el Consorcio de Periodistas de Investigación que desveló los Papeles de Pandora.

El pasado mes de octubre de 2021 la Fiscalía de Ponferrada pidió a la Audiencia de León la retirada del pasaporta a Alonso ante la sospecha de que pudiera abandonar el territorio nacional, y que ordenada su comparecencia quincenal del condenado en dependencias judiciales.

Y es que Alonso tiene otras dos condenas pendientes  en León por delitos contra el medio ambiente cometidos en su etapa como empresario minero.

En la última de ellas, fallada en mayo del año pasado, la Audiencia Provincial de León le condenó a cuatro años de cárcel y al pago de cerca de 25 millones de euros por los daños causados al medio ambiente en la zona protegida con la explotación de una mina de carbón a cielo abierto de Nueva Julia, de más de 405 hectáreas, entre los municipios de Cabrillanes y Villablino.

La otra, de septiembre de 2019 lo condenaba a dos años y medio de prisión por explotar  ilegal durante 13 años la mina El Feixolín, en Villablino.
Ambas sentencias han sido recurridas por los abogados del empresario ante el Tribuna Supremo que tiene pendiente la resolución de los recursos de casación.

Piden el ingreso en prisión de Victorino Alonso por ocultar dinero en paraísos fiscales