sábado 24/10/20

El premio a mejor Agricultor Joven 2018 recae en tres ingenieros de León

Su proyecto para producir lúpulo ecológico en Villanueva de las Manzanas conquistó al jurado.
Los tres galardonados, junto al ministro de Agricultura y el presidente de Asaja. DL

maría carnero | león

Ninguno de los tres tiene experiencia en el campo ni desciende de agricultores. A pesar de ello, Gonzalo Pastrana, Guillermo Marqués y Santiago Santos, han sido los ganadores del premio nacional Joven Agricultor 2018 organizado por Asaja. Su proyecto para producir lúpulo ecológico con destino a la industria cervecera artesana, ubicado en Villanueva de las Manzanas —de donde es uno de ellos—, ha conquistado al jurado que ha sabido valorar todo el proceso, desde la idea inicial, hasta la comercialización del producto final por Internet.

Estos tres jóvenes, uno de Villanueva de las Manzanas, otro de León y otro de Cantabria, se conocieron en la Facultad de Agrícolas de León, donde cursaron sus estudios universitarios. Allí surgió una amistad que hoy les ha llevado a compartir un proyecto común, Lúpulos Cantaleón, gracias al cual representarán a España en el Certamen Europeo del próximo 18 de octubre en Bruselas.

Todo surgió por la pasión de uno de ellos por las cervezas artesanas. A partir de ahí llegaron las ideas que más tarde se materializaron en una microparcela de 1.400 metros cuadrados en Villanueva de las Manzanas donde han cultivado seis variedades de lúpulo, una de ellas la típica de León —la H7— y las otras americanas. «En función de lo que nos demande la industria ampliaremos las variedades», comentó Gonzalo Pastrana.

La idea es la de recuperar variedades que se cultivaron antaño, con métodos de producción sostenible y aplicando las últimas innovaciones.

La finca se caracteriza por un sistema de plantación pionero en este tipo de cultivo, ya que se utilizan postes de acero corto —similares a los de los viñedos—, en vez de madera, lo que hace que «su montaje sea mucho más sencillo, y sea más fácil de tensar», explica Pastrana. Además, la cubierta es vegetal, y cuenta con una malla especial que deja pasar la humedad y la temperatura, por lo que «la planta no se quema». El riego es por goteo en toda la superficie, que está totalmente libre de fitosanitarios. «Sólo podemos usar cobre y azufre para controlar posibles plagas, lo que encarece bastante la producción, pero que tiene la ventaja de que aporta mucha más calidad», asegura el joven agricultor.

El proyecto también es innovador desde el punto de vista de la comercialización, ya que el producto final se vende peletizado por Internet. A pesar de que hasta el tercer o el cuarto año la planta del lúpulo no da producción, ya están en contacto con cerveceras de Irlanda, Inglaterra e Italia que se han interesado por su proyecto.

Entrega en Madrid

El acto de entrega del premio contó con la presencia del ministro de Agricultura, Luis Planas, que además de dar la enhorabuena a Asaja por esta iniciativa, señaló que la buena noticia es que van a ser los jóvenes los que van a tomar el relevo en el sector agrario. «Los premiados hoy aquí sois una buena muestra de lo que estoy diciendo», destacó el ministro.

Por su parte, el presidente de Asaja, Pedro Barato, señaló que es una satisfacción estar ya en esta quinta edición porque aquí se «cuece» el relevo generacional del sector agrario. «Hay vocaciones en el campo y queremos que se les ayude reduciendo la burocracia, los impuestos y facilitando el acceso a la tierra», incidió Barato.

Paola del Castillo, presidenta de Asaja-Joven señaló que «lo más importante de un proyecto es el capital humano, como se demuestra todos los años en estos premios». Los finalistas de esta edición se caracterizan por buscar nuevos nichos de mercado a sus producciones potenciando razas autóctonas, valor ecológico y en suma por innovar con nuevos métodos que ayudan a conseguir producciones más eficientes

Otros premios

En la categoría de Joven Agricultor Innovador el premio fue Adolfo García Sanchez, un ganadero valenciano con formación en sistemas de calidad y tecnología de los alimentos que participa del proyecto familiar de explotación, producción de vacuno de cebo, transformación y elaboración de preparados cárnicos, y del proyecto de comercialización denominado Ecoiberope, empresa también familiar que elabora y comercializa una enorme variedad de productos con líneas mixtas de cárnico-vegetal.

Por último en la categoría de Joven Agricultor Sostenible el premio fue para el cordobés Rafael Muñoz Rubio, que dirige en Pozoblanco una explotación mixta de agricultura y ganadería extensiva basada en el aprovechamiento razonable de los recursos. Centrado en la cría y comercialización del cerdo ibérico Torbiscal (raza en peligro de extinción) su proyecto compagina sistemas de producción vanguardistas con la ganadería extensiva más tradicional.

El premio a mejor Agricultor Joven 2018 recae en tres ingenieros de León